viernes, 17 de julio de 2009

Lo que le hizo a mi hermano: falsa denuncia

A veces he intentado olvidar el pasado con ella, he intentado seguir justificando sus actos contra nosotros a través de su “trastorno bipolar” pues de lo contrario no podríamos llevar una relación madre-hija...he intentado perdonarla.

Pero siempre que llego a este punto recuerdo dos actos que me lo impiden. De todo lo que he vivido con ella (que seguiré contando) solo hay dos cosas que no puedo perdonarle:

-No puedo perdonarle ninguna de esas veces en que quise poner fin a mi vida en la infancia por el sentimiento de culpabilidad que me inculco. Me robo toda la infancia con esa culpabilidad... Me convenció de que habia nacido unicamente para hacer el mal y hacer daño a los que estan a mi alrededor. Me convencio de que mi padre murio por mi culpa al ir a verme cuando estuve enferma. Me convencio de que ella se estaba muriendo por aquellos años en los que tuve muy enferma y tuvo que cuidarme. Creí que no debia de haber nacido y solo queria morir para que ella dejase de sufrir...No, no puedo perdonarselo.

-Y no puedo perdonarle lo que le hizo a mi hermano y que voy a relatar a continuación.

Unos días después de pedir ayuda en casa de mis tíos suspendí selectividad. La relación con mi madre estaba muy crispada y esto lo empeoro aun mas.

Todos los veranos y festivos los había pasado con ella en su casa de la playa. Ese año no quiso que fuese, hablo con mis tíos para que me quedase en su casa estudiando.
Realmente para mi fue un respiro, no quería estar con ella por lo que no puse ninguna objeción.

Solo un mes después me arrepentí de esta decisión por lo que le hizo a mi hermano allí, si yo hubiera estado, no hubiera podido hacerlo: La muy hija de puta –es que no tienen otro nombre- lo acuso de haberla agredido físicamente, le puso una demanda por malos tratos que no retiro hasta los 7 meses a punto de celebrarse el juicio. Le impusieron una orden de alejamiento, estuvo a punto de ser condenado por maltrato y entrar en la famosa lista y todo...porque “tenia que darle una lección para que espabilara” como me dijo años después.

Os juro que las veces que la “sin vergüenza” me decía porque lo hizo me daban ganas de reventarla a hostias pero cualquiera se atrevía si quiera a pestañear. Y, aunque siempre te podía quedar la duda de lo que paso, se que mintió no solo porque después me dijese aquello, sino porque unos años después intento conmigo algo parecido:

Dos años después, estando en el apartamento con ella, se cogió otra borrachera de las que mirar para otro lado no te libran. Comenzó a atacarme verbalmente y hubo un momento en que me acorralo en la pared, no me dejaba salir pero conseguí salir de ahí sin tocarla, después de la denuncia a mi hermano cualquiera la tocaba. Esto ya había pasado muchas otras veces pero en esta ocasión dijo algo al dia siguiente que me hizo despejar cualquier duda sobre la inocencia de mi hermano. Me dijo que “Anoche vi odio en tus ojos, me distes miedo”, como comprenderéis me quede como diciendo “¿que tuviste miedo? Si la que tenia miedo era yo!”. Y en ese momento lo entendí todo, vi una imagen de lo que pudo haber pasado dos años atrás en ese mismo apartamento entre mi hermano y ella. Ella le atacaría como lo hizo conmigo, lo acorralaría y el, intentando liberarse, tal vez, la empujo y de ahí los golpes que pudiera tener...aunque esto es solo una suposicion, solo mi hermano sabe lo que ocurrió.

Unos años después, también me acusaría a mi de pegarle aunque no llego a poner denuncia.

Mi tío, el hermano de mi madre, intento en todo momento restablecer la unión familiar. Mientras mi hermano tenia una orden de alejamiento intentaba que la viera, nos decía que éramos una familia y teníamos que estar juntos. Decía que si seguíamos tirando de la manta esta se rompería. Yo me cabreaba mucho en esos momentos porque nos lo decía a gritos, empezó a denominar “mal hijo” y “egoísta” a mi hermano porque solo pensaba en alejarse de ella, a veces también me lo decía a mi. Yo en esos momentos pensaba “¡pero que manta vamos a romper si no existe ninguna manta!” “Ahora vais a venir 18 años después a hablarnos de familia!!"

Cuando teníamos esas discusiones yo pensaba “Vamos, es a mi a la que pone la denuncia y es que no me ve el pelo en la vida. Me busco trabajo y me marcho lo mas lejos posible de todos" (lo hubiese hecho de verdad)

Tengo que agradecer a mis tíos, a pesar de todo, la ayuda que prestaron a mi hermano, lo acogieron en su casa desde ese mismo momentos y se hicieron cargo de el hasta que el pudo terminar sus estudios e independizarse un par de años después.

Unas palabras a mi "madre".

"...y entonces comprenderás porque quiero estar lejos de ti..." Cancion cuya letra siempre ha reflejado aquello que, aunque ya se lo he dicho a ella, continua sin admitirlo. Ahora sé que nunca lo hará...ya no me importa. Hice este video para poner imagen a este sentimiento interno, cuando aún no habia podido decirselo en persona, y aproveche para usarlo de deununcia al maltrato infantil y sus consecuencias. Se que es algo triste pero es necesario sacarlo afuera, esta es mi manera de hacerlo. Espero que os guste. NOTA: Pulsa 2 veces sobre el video para ampliarlo, te manadará a Youtube acuerdate de darle a la pausa en el que esta en el blog o los oiras por dos sitios distintos...es obvio pero por si acaso