miércoles, 6 de octubre de 2010

Cómplices

A lo largo de este blog he mencionado mucho mi desasosiego ante la impunidad que actúo mi madre en aquella casa con nosotros.
He hablado de cómo todos los testigos de aquel maltrato guardaron silencio siempre. Todos, vecinos, familiares, amigos de mi madre, se convirtieron en cómplices al no hacer nada.

Hubiesen cambiado tanto las cosas si alguien nos hubiese ayudado…si se hubiera alertado a la policía o a asuntos sociales.

Hace 2 años me quede perpleja tras acudir para resolver el problema del supuesto incendio que provoco mi madre en el bloque, por algo que me dijeron los vecinos: nos pidieron perdón por no haber hecho nada cuando éramos pequeños, me dijeron que siempre oyeron los golpes y gritos de ella, que oyeron como llorábamos y nos agradecían que a pesar de todo siguiéramos acudiendo.

Con el tiempo fui descubriendo que todo el mundo sabía lo que pasaba en mi casa desde pequeños: empezando por mis tíos y terminando por el peluquero de barrio. Era la comidilla del barrio…el cotilleo…y mientras los demás cotilleaban esos niños sufriendo en silencio la crueldad de una mujer psicotica, violenta y alcohólica…y mientras tanto esa niña que no fui pasaba todas sus noches llorando hasta quedar dormida de agotamiento…dios! Todavía recuerdo esas noches

Para mí siempre serán culpables de complicidad y de encubrimiento, pero ahora ya adulta pienso que nosotros también fuimos cómplices de su barbarie y hablo ahora en mi nombre:
-Cómplice por no haber dicho nunca la verdad cuando algún familiar nos preguntaba por nuestra madre.
-Cómplice por encubrir las lesiones de mi madre como hechas por otros motivos
-Cómplice por sumirme a los deseos de ella y procurar no molestarla para que no se montase otro escándalo en casa y se enteraran los vecinos.
-Cómplice por mentir una y mil veces para encubrirla.
-Cómplice por no denunciarla cuando ya adulta me quede a unos pasos de la comisaría.
-Cómplice por callar, por guardar silencio.
-Cómplice por seguir hoy en día fingiendo por nuestra madre, fingiendo que tenemos contacto.
-Cómplice por seguir ocultando la verdad cuando alguien me pregunta por ella.
-Cómplice al igual que el resto.

Ahora esa verdugo ha obtenido lo que se merecía: una gran soledad, pero ha arrastrado a sus dos hijos en su camino. Ahora, unos 30 años después de nacer esos niños al salir de ese infierno nos damos cuenta de que en realidad somos huérfanos y ni siquiera podemos disfrutar del resto de familia: la materna sigue siendo cómplice de nuestra verdugo, la paterna nos impidieron el contacto hasta la mayoría de edad y lo queráis ver o no eso afecta a la unión…no es la misma que debería de haber…faltan muchos años en la ecuación.

Sin embargo, a día de hoy, a pesar de que no tengo a mi familia si que tengo muchas otras familias, la que yo misma he ido encontrando con los años compuesta por mis amigos, por algunos de sus padres que de alguna manera me ofrecieron su hogar cuando ya adulta confíe en la amistad de sus hijos, compuesta por esa mujer que me enseño lo que es una madre y el afecto a un hijo sin serlo, y sobretodo por mi hermano que es lo único de mi sangre que esta conmigo y mi pareja que me esta ofreciendo la serenidad y calma que necesitaba y una nueva familia además.

No obstante, ahora despierto y al contemplar el resultado de aquella barbarie me arrepiento de haber guardado silencio. A pesar de tener muchas otras familias sigue estando conmigo ese sentimiento de soledad que siempre tuve y creo que es inevitable que lo que hemos vivido esto tengamos esta sensación, por mucho que hayamos encontrado otra familia, siempre lo vamos a tener, porque sabemos que esas personas que debieron ser tu familia nunca lo fueron y ya nunca lo van a ser. De alguna manera siempre habrá algo en el día a día que te recuerda que nunca tuviste una familia y que mucho menos puedes contar con ella.

Ahora lamento mucho ese silencio compartido. Lo único que a logrado es la vida de dos adultos que la violencia ha dejado marcados de una u otra manera y la ruptura total de una familia al completo.

Es un daño irreparable.

¡¡NO SIGAIS SIENDO COMPLICES POR FAVOR!!

jueves, 5 de agosto de 2010

ADIOS MADRE: la entrada que nunca quise escribir

Nota: Lo que voy a decir aquí se convierte en lo que inevitablemente debía de hacer. He luchado todo lo posible para no escribir este final en esta historia y solo quien me conoce sabe que así lo hice. Pero esto es lo que siempre debí decirle, el inevitable final de todo esto. Ahora me toca vivir a mí, 30 años después, elijo vivir feliz y se como hacerlo… este adiós a ELLA se convierte en necesario:

Lo hiciste, confíe en que no lo hicieras, o almenos no tan pronto, y lo has hecho: has roto aquella Paz que tanto trabajo me costo construir entre nosotras, has terminado rompiendo ese efímero hilo que guarde para ti.

Ya hace años escribí que “estoy cansada de estar cansada” hablaba de ti, cansada de intentar ser tu hija, cansada de ayudarte a superar tus demonios, cansada de darte ese afecto que nunca recibí de tu parte (almenos intenté dártelo) pero sobretodo, cansada de sufrir estando a tu lado.

Cuando me aleje de ti lo seguí intentando a pesar de que no obtenía reciprocidad en ello. …Me he cansado muchas veces más en el intento pero conseguía mantener ese pequeño hilo sujeto, cosas de la paciencia ya ves y parte de lastima en ello también. Pero me hice una promesa a mi misma, me jure que “la próxima vez que rompieses el hilo se acabó”…y lo has roto…

Esa Paz que no hace mas de tres meses grite que había conseguido http://diariomaltratoinfantil.blogspot.com/2010/05/carta-abierta-mi-madre.html se ha esfumado demasiado pronto y te la has cargado en la primera oportunidad que te había concedido para tener algo mas que la visita relámpago desde que conseguí recomponerme, en la primera oportunidad para hacer lo que las familias normales hacen. Te había concedido las únicas mini vacaciones que iba a tener en este verano, cinco días, solo cinco días que han vuelto a ser insufribles contigo.

Quitando a un lado tus anómalos comportamientos que hay que echarle paciencia, quitando a un lado que volviste a despreciar a quién te acompaña y que tus pensamientos paranoicos volvieron en solo 3 días, quitando a un lado que eres incapaz de estar con nadie con un mínimo de armonía y educación, lo que peor has hecho ha sido verter sobre mi esos insultos, acusaciones y desprecios de siempre...eso es lo que mejor se te da pero ya estoy muy cansada y no tengo porque recibirlos. ¿Sabes? ya no me quedan vasos donde se puedan verter la ultima gota y a aquel hilo le quedaba la ultima hebra para quebrarse…

¡Se acabo madre! Ya no te quedan más oportunidades, no quiero dártelas, te di mas de las que merecías y ya hace mucho tiempo que no tengo porque dártelas. Te quedas sola, ya no quiero seguir intentando “jugar a las casitas” contigo (esta es la expresión que uso refiriéndome a intentar ser una familia o algo símil).

Y esto es lo único que importa ahora, lo único que me importa ahora, por primera vez: LO QUE YO QUIERO, sin remordimientos, sin culpabilidad y sin ninguna lastima.

Si, me rompí un poquito al igual que ese hilo, si volví a llorar y sentir que había salido una grieta en mi fortaleza pero me he recompuesto...siempre lo hago…

Ya son demasiadas lágrimas por ti, intentando ser para ti lo que no quieres que sea, intentando que seas para mi lo que te niegas a ser. Ya no quiero mas lagrimas, ni mas sufrimiento por ti ¡¡¿lo entiendes?!!...duele demasiado…

Nada te debo y no tengo nada pendiente contigo (siempre fui muy precavida contigo), tienes economía y bienes mas que suficientes para saber que podrás estar atendida siempre así que ADIOS MADRE, ELIJO VIVIR SIN TI. ME TOCA PENSAR EN MI.

La letra de aquella canción siempre te ha ido como anillo al dedo. Con ella me ahorro unos cuantos insultos pues tengo algo más de educación que tu:

Devuélveme otra vez mis pesadillas,
las quiero para mí.
Ya no hay por qué sufrir,
no espero nada de ti.
Solo acordarme de los dos,
la imagen de tu habitación.
Permíteme dudar de tus criterios
a la hora de querer.
Y déjame decirte que hay más tierra
de la que ves.
Como atreverte a sonreír,
como aceptar lo elemental.
Y tú sabrás qué hacer, y qué decir y a quién.
Y cuando has de callar. Y ya verás que también
encontraras a alguien, alguien parecido a ti
y entonces comprenderás
porqué quiero estar lejos de ti
y porqué me cuesta dormir.
¿Qué más puedo decir
para que empieces a reaccionar?
Desaparecer de tu vida
para así hacerte entender que
tu casa tiene poca luz.
Sensación de malestar. ..

Hace ya tiempo que hice un video con la letra de esta canción:



Que gran verdad aquello de que el tiempo pone a cada uno en su lugar…con este adiós termino de ponerte en tu sitio.

p.d: ¡¡la “PERRA” eres tu HIJA DE PUTA!!...huy, lo siento, me falta educación como bien dices…¡¡a lo mejor es que se te olvido dármela!!…pero te equivocas, si que la tengo y no por ti, con este insulto te devuelvo todo lo que me has enseñado…

¡¡ADIOS MADRE!!

jueves, 1 de julio de 2010

¡¡Para que no se olvide!!: ultima entrada

Y llegados ya al final no me queda mas que volver ha hacer denuncia al maltrato:
Me dedico en alma a luchar contra el maltrato infantil no solo por mi historia sino porque de todas las victimas son las mas vulnerables…SON SOLO NIÑOS POR FAVOR!!!

Pero no me olvido del resto y voy ha hablar clara y concisa:

-A los hombres hijos de puta que pegan, humillan, violan, sumen, insultan y/o asesinan a sus parejas y exparejas…a la cárcel (o al menos a juicio...).

-A las mujeres hijas de puta que pegan, humillan, insultan, denuncian en falso, privan de sus hijos y asesinan a sus parejas y exparejas…a la cárcel (o al menos a juicio...).

-A todos esos individuos cabrones que pegan, humillan, violan, abusan, insultan, explotan y/o asesinan a los niños…a la cárcel (o al menos a juicio...).

-A todos esos individuos inhumanos que pegan, humillan, encierran, insultan y a saber que mas hacen a los ancianos e incapacitados…a la cárcel (o al menos a juicio...).

-A todos esos hijos que pegan, humillan e insultan a sus padres para sus caprichos y demas…necesitais ayuda para recuperar la cordura y el rumbo, y si no lo haceis…a la carcel!(o al menos a juicio...).

-Y en especial…a todos esos padres/madres hijos de puta que pegan, humillan, violan, abusan, explotan y/o asesinan a sus hijos…a la cárcel!! (o al menos a juicio...).

¡¡Maltratadores!! ¡¡No hay justificación alguna!! ¡¡Todos necesitáis ayuda para que dejéis de cometer estos maltratos/abusos, pedir ayuda!! ¡¡No infrinjáis mas daño!!

Un consejo a todos estos maltratadores:
-Primero, pedir ayuda y recuperar el significado de “humanidad”;
-Segundo: no os crucéis en mi camino…yo no voy a mirar NUNCA hacia otro lado y no os permitiré seguir haciendo daño…

Adiós a la parte oscura de mi vida: el diario se cierra

Las últimas entradas que he ido publicando este mes pertenecen a un largo Adiós a este blog. Liberada de todo dolor y oscuridad se cierra mi oscuro libro, se acabó el Diario de mi maltrato.

Todas las personas que llegáis hasta este blog tenéis vuestra propia historia dolorosa por lo que os mando un mensaje haciendo referencia a mis anteriores entradas: no dejéis la pelusa debajo del sofá, no dejéis la bala dentro del pecho, limpiar vuestro pasado. Si sentís que de alguna manera vuestro pasado os ha dejado heridas buscar la manera de sanarlas. No permitáis que vuestros verdugos ganen y pedir ayuda si no podéis sobrellevarlo solos, vale más revelar oscuros secretos que dejar que estos destruyan vuestras vidas.

Pongo fin a mi historia en Diario de un maltrato infantil pues siento que ya no tengo nada más que contar. Aquí he dejado la información necesaria sobre maltrato infantil que fue el propósito de este blog y únicamente actualizaré cuando pueda aportar mas información, no seguiré publicando noticias de los medios de comunicación pues creo que queda claro aquí que esto es un grave problemas y que existe. Seguiré mi lucha contra esta lacra por otros caminos.

Este Diario de un maltrato infantil es ahora vuestro, os sigo ofreciendo el blog para que contéis vuestra historia anónimamente bien a través de comentarios o bien mandándomela por email para que os cree una entrada con ella. Hablar os hará libres con el tiempo, os lo aseguro. Únicamente disculparme si me demoro en contestar.

Pero seguiré disponible por email mflauder82@gmail.com para vuestras dudas y si necesitáis hablar.

Con esto os deseo suerte y animo.

Siempre estaré por aquí (al menos lo intentaré),

Mar Lauder

Carta abierta a mis amigos y mi pareja

A mis amigos: Sois solo 2 personas a las que informe de este blog. A ambas lo hice porque compartimos unas experiencias mas o menos parecidas. Me voy a dirigir por vuestra sigla de vuestro nombre original.

A I, no solo compartimos oscuro pasado sino que durante años hemos estado una al lado de la otro apoyándonos, quise compartir contigo al detalle todo lo que pasaba por mi mente esos años.

A E, nos conocemos de pocos años y muy poquito pero vi que tenías una situación parecida a la mía y quise que pudieras leer mi historia y darte ayuda si lo necesitabas. Espero haberte ayudado.

Al resto de amigos que si saben algo de mi historia pero no informe del blog…perdonarme! Aquí me he desnudado al completo y sigo siendo muy celosa de mi vida privada, no quería que nuestra amistad cambiara de ningún modo. Odio que se sienta lastima y se comparezcan de mi, solo quien ha pasado algo así se comportara de forma natural conmigo por ello de momento os mantengo este blog oculto pero sabiendo que con el tiempo os lo haré llegar y por ello aprovecho ahora para daros las gracias únicamente por la amistad que nos une.

A mi pareja: Me sorprendí a mi misma cuando te comencé a dar pistas sobre mis “actividades en la red”, me sorprendí aun mas cuando encontraste este blog a través de las pistas y no lo suprimí ni lo negué. Y me sorprendí a mi misma cuando iba pasando el tiempo y no te aparte de mi vida bruscamente como venia siendo habitual en el pasado.

No se lo que nos deparara el futuro y es demasiado pronto para intentar siquiera hacer declaraciones sobre nosotros que se queden grabadas en este blog para siempre pero si quería que a día de hoy estés presente en el. En este blog esta todo mi ser, todo lo bueno y todo lo malo, gracias por haberlo leído y continuar a mi lado.

Carta abierta a la persona que me enseño lo que es una madre

Tu y yo sabemos quien eres.

No se si alguna vez podrás leer esto aunque ya te lo he dicho en persona mas o menos…te lo haré llegar algún día, te lo prometo!

Gracias por todo lo que hiciste.

Cuando pensaba que todo el mundo era malvado te conocí y pude aprender a tiempo que no era así. Aprendí de ti lo que es una madre, no por que jugases ese rol conmigo sino por todas esas conversaciones que compartimos donde se reflejaba la relación con tus hijos. Me enseñaste con esas conversaciones que podía conseguir todo aquello que me propusiera si me esforzaba, me enseñaste a que no faltara nunca a la bondad, me enseñaste que yo no era la culpable de lo que pasaba a mi alrededor siendo muy pequeña, me enseñaste que “los padres aman a sus hijos y los cuidan” y en especial… me enseñaste a abrir un poquito mi corazón a los demás…y me lo enseñaste porque tu te colaste en él por primera vez...

Y si, todo esto me los enseñaste en esas poquitas horas que compartíamos cuando no podía ir a clase y trabajas para mi madre.

Siempre ocuparas una parte importante de mi corazón…siempre!!

Carta abierta a mi hermano

No se si sigues asiduamente o no este blog pero por si lo haces se que aquí puedo hablarte sabiendo que todas mis palabras van a ser escuchadas por ti y con un poco de suerte entendidas y no mal-interpretadas.

Mal nos ha tratado la vida, muy mal pero hemos salido adelante y no le debemos nada a nadie. Necesito que prestes atención a esta frase “No dejes que la pelusa se meta debajo del sofá”. Si has leído mis ultimas entradas sabes de que hablo, si no…hazlo!.

Yo no puedo ayudarte a “sanar tus heridas” ni a “limpiar tu mierda”, has de hacerlo tu o con ayuda externa por ello en persona no te digo nada. Pero aprovecho este espacio para que mires en tu interior y te preguntes si esta todo en orden, si lo esta perfecto, si no…pon orden.

A pesar de que nos educó e inculcó odio el hacia el otro...ELLA no consiguió separarnos. Una vez crecimos todo ese odio se transformó en el afecto que debimos de habernos dado.
Un abrazo hermanito

lunes, 14 de junio de 2010

Carta abierta a mis Tios

Esto va dirigido exclusivamente a los 2 hermanos de mi madre:

¿Qué deciros que no haya hecho ya?...

No escucháis, no sabéis escuchar, no queréis escuchar….

Llevo años intentando haceros ver lo que hemos vivido con “ella” (lo sabeis pero no "veis" el daño que nos causó y las consecuencias), intentando que comprendáis el porque nos hemos alejado tanto y no actuamos como “el resto de familias” con frecuentes visitas, llamadas diarias y felices cenas de navidad. Intentando que dejéis de cargar sobre nosotros toda la responsabilidad de "ella"..y ese largo etcétera..

Pero ya me da igual ¿sabéis?. Por fin he asumido que nunca lo vais a entender y no pienso gastar un esfuerzo más.

Que no se me olvide, no sois quienes para hablar de “moralidad”, “responsabilidad” y menos de “familia” cuando dejasteis a dos niños solos al cuidado de ya sabéis quien…en fin, nunca lo vais a entender…

Así doy por finalizada esta entrada “Allá cada uno con su conciencia, la mía esta limpia, ¿y la vuestra?”. Es lo único que os tengo que decir.

Que seais felices!! Yo lo estoy consiguiendo..

jueves, 20 de mayo de 2010

Carta abierta a mi madre

Nota: Como os adelante voy a publicar una serie de cartas abiertas que daran por cerrado mi historia en este blog. Me he demorado un poco más porque queria estar completamente segura de que lo que habia escrito es lo que quiero decir y no es producto de un repentino sentimiento :)

Comienzo una serie de cartas abiertas con ella: mi madre, mi verdugo.

He pasado años y años queriéndote gritar todo lo que me has hecho, las consecuencias de todo aquello que me hiciste pero, ¿sabes?, ya no voy a hacerlo.

Pensé cientos y cientos de veces en mandarte una carta explicándote mis motivos para alejarme de ti...no, ya no voy a hacerlo.

¿Sabes? al salir de tu maltrato me encontré con sentimientos enfrentados. Tras 10 años de intenso esfuerzo conseguí alejarme de ti, ese deseo fue lo que me mantuvo con vida mucho tiempo y en los últimos años llegue a pensar que una vez marchase no volvería a verte puesto que parecía imposible cualquier tipo de relación no dañina contigo, demasiado odio, demasiado rencor, demasiado daño causado, pero, inesperadamente...comenzaste a dar muestras de afecto tras mi partida.

¿Porque ahora? ¿Habías cambiado? estas preguntas mantuvieron un efímero hilo para mantener contacto contigo. Y así lo hice pero ese cambio no era real. Tu conducta hacia nosotros había mejorado superficialmente en muestras de afecto pero seguías haciéndonos daño en la lejanía. Continuaste con llamadas alarmantes e insultantes a ambos. Tal vez cuando vamos a verte intentas ser aquella madre que nunca fuiste pero no en la lejanía. Y tu violencia continúa ahí, solo que la has proyectado contra otras nuevas víctimas. No, no has cambiado y no podrás hacerlo porque tu locura, tu egoísmo, tus abusos de alcohol y pastillas y, sobre todo, tu agresividad verbal y física innata que eres incapaz de controlar no te lo permiten.

¿Sabes? ya me da igual que cambies o no.

Al poco tiempo de salir de tu casa se manifestaron con gran fuerza todas y cada una de las secuelas que se habían forjado tras años de maltrato en mi interior. De pronto me encontré rota. Necesitaba recomponerme y el continuo contacto contigo me lo impedía, decidí poner tierra de por medio para poder hacerlo.

En un largo proceso de introspección conseguí recomponer mi interior quedándose en el aire que pasaría con mi relación contigo: ¿debía perdonarte? ¿debía olvidar lo que me hiciste? O por el contrario debía alejarte de mi vida, olvidar quien eres y que existe…este fue un interminable conflicto interno...

Pero, ha habido algo que me ha hecho ver no solo que este conflicto se ha cerrado sino que llegue al fin de mi sanación. La última vez que te ví fue decisiva, ¿sabes?, no sentí nada negativo hacia ti, ni rencor, ni desprecio.
Como de costumbre sacaste temas que no debías y por primera vez internamente no reaccione de ninguna manera a modo de resentimiento ni odio. Únicamente te mire y sentí pena por ti, por como estabas consumida por cientos de demonios que te sumían en un continuo estado de maldad. Me quede en tu casa contemplándola, contemplando cada escenario de tu locura y maltrato y no sentí nada. Fue como si de pronto fuera capaz de estar en el corazón de la oscuridad que tanto sufrimiento me causó y ya no sintiera sentimiento alguno; fue como si el libro amargo de mi vida se hubiera cerrado, mi amargo pasado se cerró, ¿había conseguido pasar página? ¿Mis heridas se habían curado? ¿Mi sanación había llegado? Siento que si, solo el tiempo lo dirá.

Ahora el único sentimiento que me procesas es lástima, te has quedado sola, totalmente sola. Hace tiempo que no gozas de amigos pues se han cansado de intentar serlo, tus vecinos sienten miedo de ti, tus hermanos ya no solo no te sobre-protegen sino que te han dado de lado; le has hecho daño, mucho daño y has abusado en exceso de su ayuda para tu propio beneficio. Y tus hijos, creo que no hay mayor castigo que el que tus hijos no sientan afecto alguno por ti, eso es algo que tu sola has cultivado.

Se cumple aquello de que “el tiempo pone a cada uno en su lugar” porque ademas tu salud comienza a desquebrajarse tras tanto abuso. Pero, ¿sabes?, no seré yo quien te castigue aun más. Que quede claro: yo no soy como tu, no tengo tu maldad y mientras que estés sola estaré ahí (almenos que puedas pedir ayuda). Algo que nunca he querido, siempre he intentado alejarme de ti, pero la última vez que estuve en tu casa ese conflicto desapareció... ¿te había perdonado? ¿Estaba olvidando lo que me hiciste?...no exactamente y te lo expongo así. Madre, sto es lo único que tengo que decirte:

Me aleje de ti para sanarme, me he sanado, he recuperado toda mi integridad y con ella toda mí fuerza y ahora con toda seguridad te digo que:

- No tengo nada que perdonarte, ya no lo necesito…SOY LIBRE
- No tengo nada que olvidar, ya no lo necesito…SOY LIBRE
- No tengo nada que decirte, ya no lo necesito…SOY LIBRE
- Y sobre todo, ya no tengo que alejarme de ti, ya no lo necesito…SOY LIBRE

Por fin acepto lo que eres y lo que representas para mí.

Mejor aun, por fin estoy en paz con lo que eres y representas. Estoy en paz conmigo misma, contigo y mi pasado.

Espero que nunca más rompas esta PAZ...MADRE

lunes, 19 de abril de 2010

Documental: Los monstruos de mi casa

"Carmen Artero ha empezado a escribir su historia. Es la historia de una mujer que, conociendo las situaciones de desprotección de la infancia, ha decidido dar a conocer esa realidad y acoger dentro de su propia familia a niños que han padecido malos tratos, abusos sexuales o negligencia familiar. Pero Carmen ha tomado una decisión más. Desde su hogar está luchando para crear una fundación que defienda los derechos de la infancia."

Hace algunos meses una periodista se puso en contacto conmigo porque estaban realizando un documental sobre maltrato infantil y localizaron este blog, necesitaban información sobre lo que siente un niño maltratado, informacion sobre Los monstruos de nuestras casas.

En el se reflejan historias actuales de niños que han sido acogidos tras vivir situaciones en casa que muchos ya conocemos.

Os dejo el enlace al documental que os recomiendo gratamente.
www.monstruosdemicasa.com

miércoles, 14 de abril de 2010

¿Final del camino?

Pedro Alonso me envió un email con un comentario que quiso publicar pero que su extension no lo permitio. Habló de su proceso de sanación y os lo recomiendo leer:

Querida Mar,

Me apena saber que quieres dar por finalizada la importante labor que realizas a través de tu Blog. Hace poco tiempo que lo he descubierto y me ha sorprendido gratamente el tono sincero, directo e implicado que denotan todas tus entradas en él. De cualquier forma, te agradezco lo que me has aportado hasta ahora.

A través de esta última entrada que has publicado me he sentido en sintonía contigo. Como bien dices, cada caso es particular, aún así, comparto contigo una infancia sembrada de pensamientos de huida y de suicidio, sembrada de golpes e insultos y estéril de besos, abrazos y de cualquier otra muestra de afecto.

Si te cuento esto es porque me preocupa que digas que sientes que has llegado al final de un camino. Salvo que ese final haga referencia exclusivamente al Blog, creo, y esto te lo digo con todo mi afecto, que aun te queda camino que recorrer. (Mar Lauder: efectivamente, se trata de una "finalización" del blog, al menos en lo que concierne a mi historia)

Has mencionado las dificultades que en el presente te condicionan para tener una relación fluida y natural con los niños, y también con los adultos cuando a través de sus "bromas" tocan heridas cerradas en falso donde aún hay pus. Tienes dificultades para expresar de forma libre y espontánea muestras de afecto en tu vida cotidiana. En definitiva, aunque tienes la mejor actitud para afrontar el presente y mirar al futuro con esperanza, sigue habiendo una parte importante de tu pasado que, de forma totalmente inconsciente, te sigue condicionando. Esa es, a mi humilde parecer, la siguiente etapa que debieras plantearte en tu camino. Creo que has hecho todo lo que has podido con los recuerdos, daños y rencores de los que tienes constancia, y aún así sabes que hay una coraza, quizás más permeable y flexible que antes, que te dificulta tener un contacto pleno y confiado con el mundo.

Llevo cuatro años en un proceso terapéutico, de hecho me estoy formando en Terapia Gestalt. Justo antes yo también pensé que había llegado al final de mi camino, había leído todo lo que cayó en mis manos sobre autoayuda, pensamiento positivo y psicología práctica. Me encontraba bien, tenía buenas relaciones, estaba enamorado, tenía mi casa nueva y un buen trabajo. Entonces, ¿Por qué me seguía sintiendo vacío? ¿Tenía que asumir que debido al maltrato que sufrí jamás me sentiría colmado? ¿Por qué me costaba tanto dar afecto y aceptar el que recibía de los demás?

La respuesta a todas estas preguntas está en que hay cosas que yo no sabía de mí, de las que no era consciente. Hablo de sentimientos que no quería reconocer y estaban profundamente enterrados, hablo de recuerdos olvidados, de creencias adquiridas que nunca me paré a cuestionar, de dolores reprimidos que nunca pudieron ser llorados, de odios y rabias que nunca me permití gritar.

De la mano de mi terapeuta, he podido recorrer nuevamente la senda de mi vida oxigenando y limpiando cada tramo, recogiendo todo lo valioso que me había dejado en el camino, desprendiéndome de aquello que no era mío y haciéndome cargo de aquello que sí lo era. El sentimiento desvitalizador de la culpa se fue transformando en uno más energético de responsabilidad. Poco a poco he ido descubriendo mi fortaleza más profunda, mi amor por mí mismo, mi sentimiento de ser merecedor del amor de los demás y de ocupar mi espacio en el mundo. Desde esta fuerza no necesito corazas, pues confío en mis recursos para defenderme del daño cuando aparezca sin necesidad de una disfuncional defensa preventiva. Desde esta fuerza he descubierto mi ternura. He descubierto que lo único que llena mi vida es poder relacionarme con el mundo con un contacto pleno (sin corazas de por medio) y sincero donde los sentimientos (placenteros y dolorosos) fluyan en el aquí y ahora.

Mi camino continúa. Quiero poder ayudar a otros "niños perdidos" a encontrar la senda sanadora del amor.

Mar, haz un alto en el camino para reponer fuerzas, si eso es lo que necesitas, pero sigue caminando. Después de todo el esfuerzo que has hecho para llegar hasta aquí, te mereces llegar al final.

Por cierto, nunca dejes de escribir. Es tu Don.

Un beso.

Pedro Alonso.

lunes, 12 de abril de 2010

Sanadas mis heridas, sanada mi alma, sanada mi vida: la lucha ha finalizado

“Otra noche mas las tinieblas apagaron la luz de mi vida,
otra noche mas volví a ver a esa incansable Bestia entrando sigilosa por la ventana de...¿qué importa que habitación fuese?
Otra noche mas contemple inerte como sus afiladas garras se acercaban ayudadas por la oscuridad que la acompaña.
¿Donde está la guarida de la Bestia que me acecha?
¿Donde está para que yo pueda vencerla?
No permitiré que se apague la dulce luz que habita en mis sueños.
No permitiré que mi vida se vuelva a quedar en un eterno silencio.
Ahora he sido yo quién ha ganado la batalla,
y te juro...Bestia infame...que yo ganaré la guerra.
Que el silencio entre cuantas veces quiera en mi habitacion
porque no podrá callar de nuevo la luz de mi existencia"
…..

Han pasado diez años desde que escribi esto una noche de verano en aquella segunda casa de mi madre. Este y otros oscuros escritos estaban motivados por un pánico irracional que se apodero de mi muchos años, una figura diabólica que me aterraba incomprensiblemente y que años después pude poner nombres y apellidos, los de mi madre…

Conseguí no hace más de 3 años librarme de ese pánico irracional pero todavía no estaba la guerra finalizada, no habia ganado aún pues esa bestia con nombre humano y todo mi pasado habían estado poco a poco consumiendo mi alma, mermando mi espíritu y a mi misma, mi vida se encontraba en estado de descomposición. Tenía que continuar luchando para reconstruir los destrozos de aquellas batallas, seguir luchando por reconstruirme a mi misma y ahora, finalmente, puedo afirmar que: HE GANADO LA GUERRA

En anteriores entradas lo comente: había pasado tanto tiempo centrada en salir de mi casa y poner fin al infierno que deje a una lado mi relación con el mundo y conmigo misma teniendo esto consecuencias graves. Sabéis, uno podrá hacer grandes logros, podrá conseguir sus metas, pero si no se afronta el dolor oculto este acabara cobrándose la vida en la que reside…la tuya propia. Así, una vez comencé mi nueva vida lejos de esa oscuridad mis “secuelas por maltrato” brotaron de mi interior inesperadamente y sin control, me explotaron en las manos, adiós a la coraza que me mantuvo con vida años atrás, me encontré con que detrás de esa protección yo estaba rota, rota de dolor y sufrimiento. Siempre había estado rota y nunca lo ví, no pude verlo, estaba demasiado ocupada intentando salir de aquella casa.

Sin coraza y conmigo misma destruida mi vida corría peligro al igual que lo estuvo en la infancia.

Sentia tanto dolor que necesité proyectarlo de alguna manera, necesitaba escribir, escribir más que antes. No fué suficiente; necesité gritarselo al mundo. Sentia que todo aquel pasado me habia hecho tanto daño que debia ayudar a mas victimas para que no pasaran por lo mismo que yo, no podia permitir que padres/madres siguiran impunemente haciendo esto y en aquel entonces no consegíi encontrar información en internet que diera ayuda y apoyo.

Asi nació este blog, del dolor. Con el abrí la caja de pandora al remover en la mierda, mierda que me exploto y que casi me hizo poner fin al sufrimiento de la manera más drástica. Pero un día, tal vez el día idóneo para acabar con todo, decidí que ELLA NO IBA A GANAR LA GUERRA, si ponía fin a todo ella ganaba y de pronto mi orgullo resurgió y me impidió permitírselo.

Seguí removiendo en la mierda, dejando que me salpicase mas y mas, que me salpicase todo lo que tuviera que salpicar porque esta es la única manera de limpiar la mierda. Si tenemos una pelusa en el suelo no sirve de nada esperar a que se meta debajo del sofá e ignorarla porque siempre va a estar ahí y es probable que crezca mas y mas, ¿no creéis?.

Pienso que para sanar las secuelas del maltrato hay que hacer sangrar las heridas para poder curarlas. Como si tuvieras una bala dentro del pecho y para liberarla tienes que herirte para abrir la piel, sacarla y después curar la herida y esperar que cicatrice.

Mi pareja hace unos meses me dijo que no debia sacar ciertas evidencias materiales de lo que mi madre me hacia porque me dañaban, me dijo que las guardase y no hurgase en ellas. Mi hermano a veces tambien me dice que deje de recordar el pasado y me olvide de mi madre.
Puede que tuvieran razón, si, todo eso me dañaba, comencé a pensar que debería de desvincularme de mi pasado, dejar de escribir sobre el pero…eso seria como dejar que la pelusa se meta debajo del sofá. Así que decidí seguir escribiendo hasta que ya no tuviera nada más que contar, seguiría hurgando en aquellas cosas dolorosas hasta que dejasen de hacerme daño, como dije en anteriores entradas.

Ese día ya ha llegado, las cartas abiertas que voy a publicar los próximos días será lo último que me quede por escribir respecto a la parte dolorosa de mi pasado. Siento que por fin soy libre pues me siento totalmente sanada. Ya no necesito ninguna coraza pues todas las heridas han cicatrizado, asegurando asi mi fortaleza. Estoy en paz conmigo misma, con mi pasado y con el mundo.

Si, he llegado al final del camino, me he sanado: Ya no hay dolor, SOY LIBRE

sábado, 10 de abril de 2010

Cuando nunca fuimos niños…ni siquiera humanos. Parte 2

Ahora que os he expuesto la cruda realidad con la que se encuentra el niño maltratado, os mostrare con mi testimonio esa cruda realidad:

Los que habéis leído mi historia ya sabréis a qué ejemplo pertenezco, el caso A, conviví únicamente con mi progenitor-maltratador, mi relación con el mundo fue nefasta hasta la adolescencia por el aislamiento familiar que impuso mi madre y poca sociabilidad infantil debida en su mayoría por ese rechazo socio-infantil por una pequeña minusvalia. Pero hoy estoy aquí con un desarrollo emocional “normal”, tengo amigos, pareja, amo la vida, a las personas y al mundo. Soy Humana pero hubo un tiempo en que no lo fui:

Ni que decir que no recibí un afecto aceptable por mi madre, no consigo recordarlo hasta que no salí de su casa con 25 años y de pronto fui merecedora de buenas palabras, abrazos y besos. Y os lo ilustro de la misma manera en que pude ver que ciertamente nunca lo había recibido: Establecí con el tiempo un lazo de unión con la “mujer de limpieza” que entró a trabajar en mi casa unas horas desde los 10 a los 25 años. Como ya sabéis pase mucho tiempo en casa por estar la mayoría del tiempo enferma y esto posibilito que estableciésemos esa unión. Con los años se convirtió en “mi madre” y en cierto modo así la siento. Aprendí de ella como actúa una madre pues me contaba siempre las historias con sus hijos y fue la primera persona a la que permití atravesar esa coraza y ella forma parte de aquellas personas que me enseñaron lo que es el afecto, amor y respeto. Y en una de esas muestra de afecto se reflejo la carencia que había tenido. Un día, sobre mis 19-20 años, hablando sobre la situación de mi madre me dijo un día se le sobrecogió el corazón cuando quiso darme un beso sobre mis 10-11 años, por lo visto me aparte y no quise que me lo diera, dijo que me avergozé-escondí mucho y le dije que nadie lo hacía. No recuerdo este hecho pero si que siempre he sido muy reticente a que me abracen y den besos, me ha costado mucho abrir esa parte de mi y aun así no soy muy activa en las muestras de cariño con besos y abrazos hacia los demás.

Uno no valora la importancia del juego infantil y la relación social en la infancia hasta que no te privan de ello. Pensarlo, en el colegio se me rechazo por tener una “anomalía física” que causaba rechazo e incluso “asco”. Lejos de jugar con los compañeros lo que recibía eran insultos varios, agresiones y un rechazo absoluto. Así fue mi escolaridad la mayoría del tiempo, sola en una esquina pensando en mis cosas. Si, tuve algunos amigos con los que jugar, jugué si pero un porcentaje de tiempo bastante bajo. Fuera del colegio jugué si pero igualmente un tiempo ínfimo. Ni que decir que en casa era peor, ya sabéis que nos relacionábamos mi hermano, mi madre y yo a través de insultos y agresiones, no recuerdo sonrisas, abrazos, juegos entre ninguno de nosotros. No sé cómo fue la relación con mi hermano durante los primeros 4 años de vida pero desde los 5 hasta los 18 fue así.

A día de hoy, me doy cuenta de que nunca aprendí a jugar. No se relacionarme con los niños, no se jugar con ellos, no conozco ninguna gracia que hacerles, ni canciones para ellos. Me observo a mi misma ya adulta y me doy cuenta de que evito a los niños. A veces me esfuerzo y consigo hacer gracietas para ellos y si consigo crear un vinculo con ellos incluso consigo jugar. Pero es eso, un esfuerzo, no es algo espontaneo y natural. Algo que a veces me preocupa como posible futura madre pero no importa, se que cuando llegue el día viviré con mis posibles hijos esa infancia que no tuve y sé que podré jugar con ellos y les daré todo ese arsenal de sentimientos humanos que no recibí en la infancia.

Nunca fui una niña, no tuve muchos pensamientos infantiles pues muy pronto comencé a pensar como un adulto...

Me recuerdo a mi misma desde que tengo uso de razón siempre ideando planes para huir de mi casa y años posteriores solucionando mis problemas y los de mi madre por sus supuestas “depresiones”.

Me recuerdo perfectamente con 5 años pensando por la noche “mañana cojo una maleta y me voy a la calle” Ya veis, cosas que aprendí en tv.

Me recuerdo perfectamente con 7 años tras un “bofetón” de mi madre en plena calle salir corriendo (que por supuesto NO me merecía), huyendo totalmente decidida a esconderme en la calle hasta que alguien me ayudase, y recuerdo que una de las amigas de mi madre corrió detrás mía y me convenció para que volviera…

Me recuerdo perfectamente con 8, 9 y 10 años cogiendo un cuchillo y salir a la terraza donde nadie me viera e intentar cortarme las muñecas y otras veces subirme a la barandilla para caer 4 metros de altura y así poner fin a todo, recuerdo perfectamente que la cobardía al dolor me lo impidió siempre (madre, esto nunca podré perdonártelo! Me incitaste al suicidio con todo aquello que me dijiste siempre!!).

Recuerdo perfectamente el día que dije “Si el mundo me rechaza yo rechazare al mundo” con 13 años y todo el odio que emergió de mi interior desde entonces. Recuerdo perfectamente que ese odio a “todos” me impidió relacionarme en la adolescencia, odiaba a cada ser humano, no quise relacionarme con los compañeros de instituto ni con el mundo, no me permití sentir afecto ni establecer lazos con nadie, no me permití derramar ni una sola lagrima mas y cree una gran coraza de protección para ello… deje de ser humana. Me limite a encerrarme en miles de estrategias que ideaba para ser libre.

En la infancia siempre pensando “cuando sea mayor nadie me hará más daño porque me iré de aquí” me recuerdo perfectamente yendo a un parque alejado en bicicleta y quedarme sentada en los columpios teniendo estos pensamientos y a veces jugando en ellos sola (por cierto ¿en qué piensan los niños?). Cuando era adolescente siempre pensando “solo independízate y serás libre”…siempre así, siempre pensando en arreglar mi vida como un adulto…

A lo mejor, la parte más “normal” que tuve fue la extraordinaria imaginación que tenia, me recuerdo imaginando miles de historias, me recuerdo escribiendo historias y cuentos. A partir de los 14 años escribí mucho, muchos diarios con mis pensamientos y vivencias que como dije al inicio del blog “son fiel reflejo del maltrato que sufrí”.

Si, jugué algunas veces, tuve algunos amigos y si pensaba en chicos en la edad que me correspondía pero NUNCA ME DEJARON SER UNA NIÑA.
Con este pasado se forjo mi personalidad dejando entrever algunas “particularidades” un tanto negativas sobre mi: Tengo una conducta un tanto fría y distante para conmigo misma y para los demás. No soy muy capaz de expresar mis sentimientos de añoranza, confianza o cariño al resto con normalidad porque ni siquiera me lo expreso a mí misma. A lo largo del tiempo he sufrido algunas depresiones pero nunca he sentido tristeza ni síntomas emocionales propios de la depresión, se que las sufrí por otros síntomas como insomnio y poco apetito. Pase muchos años impidiéndome establecer lazos con la gente, una parte por desconfianza, otra por miedo a sufrir mas y otra porque no quería mirar atrás cuando consiguiese salir de mi casa. Ahora que no hay ningún motivo continuo con esa “incapacidad” se pueden contar con los dedos de las dos manos las personas con las que he conseguido abrir mi coraza, con el resto…siempre me he limitado a ser distante. Prefiero pasar desapercibida por el mundo y no me preocupo de intentar agradar o ser simpática con “los desconocidos”, lo que me ha hecho ganarme el “vas a tu bola”; en el trabajo, Universidad y resto de ambientes externos.

Siempre estoy a la defensiva, en todos los aspectos, no consiento ni una broma sobre mi pues parece que interpreto que se me está atacando, es como un “se están metiendo conmigo” y esto me ha traído más de un problemilla porque suelo contestar demasiado brusca ante una simple broma. Paralelamente tampoco consiento ni un leve pellizco o golpecito de broma, suelo “devolver la broma” mucho más fuerte y esto también me ha traído más de un problema pues acabo haciendo daño sin quererlo. Mi experiencia pasada hace que me defienda de posibles ataques verbales o físicos…el problema esta cuando solamente son bromas..

Pero, sin embargo, en mis relaciones de pareja no suelo tener estos problemas o no de manera “drástica” y probablemente se deba a que nunca he tenido ningún problema en este aspecto. Lo único matizante tal vez sea que “no soy de fácil enamoramiento” y "me desenamoro rapidamente", pero, no considero que esto sea malo del todo..aunque si algo preocupante.

Aun así me considero afortunada, pues no manifiesto grandes secuelas por mi pasado.

A mis allegados: Espero no causar ningún tipo de reacción por lo que habéis leído, por lo que viví y sentí en realidad, así entenderéis esas “particularidades” mías. No os lamentéis porque todo aquello me ha hecho ser quien soy ahora. Todos esos rechazos me han hecho ser más humana para con los demás de lo que a lo mejor hubiese sido. Todo aquello me ha fortalecido lo suficiente para que hoy este aquí. Todo ese dolor me ha hecho querer vivir en armonía con el mundo ahora.

Todo, todo esto me ha llevado hasta aquí, hasta este blog y hasta esta lucha contra el maltrato en la infancia.

Y si, seguiré escribiendo, seguiré mostrando y expresando esta parte tan dura, amarga y dolorosa aquí y a quien considere, seguiré hurgando en los recuerdos de mi pasado, y lo seguiré haciendo hasta que ya no tenga más necesidad de hacerlo. Porque están ahí, porque siempre han estado, porque siempre he escrito sobre ello aunque fuera en privado y, sobretodo, porque tengo que sacar este veneno de mis adentros y solo conozco esta manera de hacerlo.

Y ello no significara que me encuentre mal en ningún momento o que vivo anclada en mi pasado. Todo lo contrario, vivo mi presente con entusiasmo y miro al futuro con ilusión…la mierda hay que limpiarla, si la ignoramos seguirá habiendo mas y mas.

A los maltratados: seguir ocultando nuestro pasado no sirve de nada, seguir callándolo a los nuestros no sirve de nada. Solo sirve para que se meta mas y mas en el fondo y explote de la manera más inesperada.

Siempre me arrepentí de contar algo a mis allegados, me arrepentí de contarles cosas pero...ahora no...ya no…siento que libera y esclarece mi alma...¿será este el final del camino?


Nota: Como os comente en la anterior entrada, parte 1, esto lo escribi hace 4 meses sin atreverme a publicarlo hasta ahora, creo que he llegado al final del camino para mi curación.

Cuando nunca fuimos niños…ni siquiera humanos. Parte 1

Nota: Esta entrada y la 2ª parte comence a escribirla hara 4 meses y cuando ya la tenia terminada no me atrevi a publicarla por lo que en ellas cuento. Este mes voy a publicar una serie de entradas de "despedida" del blog explicando los motivos. El principal es que he sanado mis heridas y que mejor manera de demostrarlo que mostraros esas heridas en estas dos entradas que auto-censure meses atras. Os la dejo tal cual fueron escritas:


En este largo camino contra el maltrato infantil intrafamiliar estoy totalmente decidida a mostraros toda la realidad de lo que sufre la víctima. Estoy empezando a pensar que hasta que no mostremos la parte más amarga, la más dura…la realidad de lo que se vive en esta situación, me temo que la sociedad seguirá ciega y pensando que esto es un problema aislado y sin darle la importancia necesaria.

Hablan de cómo se roba la inocencia, de cómo se roba la infancia…no se puede robar algo que nunca se tuvo, lo que nunca se conoció…

Voy a sacar una parte bastante dolorosa de mis recuerdos únicamente para mostraros y explicaros como muchos NUNCA FUIMOS NIÑOS, NI SIQUIERA HUMANOS. Hasta ahora no lo hice porque tengo una pequeña tendencia a “no dar lastima” y una pequeña auto-creencia de que para el resto de personas pueda parecer algo sin importancia, pueda parecer una exageración al victimismo. De hecho llevo escribiendo esta entrada y la siguiente desde hace 2 meses sin decidirme del todo a publicarla o no. Esto es algo de lo que nunca he hablado con nadie precisamente por esa tendencia-creencia…creo que ya es hora de dejar de esconder lo que fui y sentí…o lo que nunca fui ni sentí..

Cada caso de maltrato infantil es diferente, incluso en la misma casa la historia de cada víctima es totalmente diferente. La historia de mi hermano y mía, a pesar de haber tenido a la misma verdugo fue muy diferente.

Antes de entrar en detalle en aquello de lo que nunca he hablado os daré una mini humilde exposición de la relación entre el desarrollo emocional, el maltrato y como el ambiente externo y la “personalidad” de cada uno interfiere en este desarrollo. Para algún desconocedor indico que el desarrollo emocional es crucial, las emociones y sentimientos, el afecto, amor, respeto e incluso la moral (sea falsa o no) es lo que nos distingue como Seres Humanos, la mayoría de estas son exclusivas del Ser Humano como animal. Sin esos sentimientos y emociones dejamos de ser personas. ¿Os imagináis no ser capaces de sentir afecto ni ningún tipo de sentimiento por ningún otro ser? ¿Os imagináis estar vacios por dentro? En cierto modo se pierde la condición de humano…
Os expongo esta interrelación:

Ya lo puse en la entrada de Secuelas del maltrato (http://diariomaltratoinfantil.blogspot.com/2009/07/voy-ha-hacer-una-exposicion-en-terminos.html ), estas van a depender de la intensidad, frecuencia, edad de comienzo y prolongación en el tiempo. Ejemplos:

Caso A
Inicio: al nacer
Intensidad: severa
Frecuencia: diaria
Prolongación: 20-30años

Caso B
Inicio: 3-4 años
Intensidad: severa
Frecuencia: semanal
Prolongación: 15 años

Caso C
Inicio: 10 años
Intensidad: severa
Frecuencia: semanal
Prolongación: 10 años

Como veis he modificado los valores para el inicio del maltrato y su prolongación, son valores muy importantes para el desarrollo emocional de la persona. En el maltrato intrafamiliar son muy importantes estos datos puesto que la familia, los progenitores/cuidadores de los niños se convierten en los encargados directos de este desarrollo. De modo que este es muy diferente en un niño que sufre maltrato desde el momento en el que nace frente al niño cuyo maltrato comenzó años después.

Cuando se maltrata severamente a una persona (niño o adulto) se le anula personalmente, el hecho de que te golpeen significa que no eres merecedor de su afecto y cariño y esto se incrementa si va a acompañado de maltrato psicológico pues el mensaje que se recibe es que “te lo mereces”. El asunto se enturbia aun mas cuando el niño maltratado convive únicamente con su/sus maltratador/es y más aun cuando este no le proporciona paralelamente ninguna muestra de afecto (caricias, abrazos, sonrisas, juegos, etc): el niño no sabrá que es el efecto, el apego, mucho menos lo que es el amor y el respecto y no lo sabrá porque su progenitor maltratador no se lo proporciona, el niño no lo aprende.

La diferencia es clara, al caso A se le impide cualquier desarrollo emocional, cualquier apego hacia el maltratador intrafamiliar (hablando siempre de progenitores/cuidadores) y sin un desarrollo emocional “normal” en su primeros años no se les proporciona herramientas psicológicas suficientes para interrelacionarse consigo mismo y el mundo en el futuro. En el caso B o C es diferente, han gozado de algunos años de normalidad cuyo desarrollo emocional se ha efectuado de manera corriente acorde con sus características intrínsecas propias, pero…no por ello les irá mejor.

Hasta aquí parece que el caso A tiene las de perder, pero todavía no, aun hay 2 factores más que forman el coctel del desarrollo emocional y las secuelas por maltrato: la relación con el mundo fuera del ambiente intrafamiliar de maltrato y las propias características psicológicas intrínsecas del niño.

Con el ambiente exterior me refiero a cómo vive el niño en ese entorno, si vive con normalidad o en cambio se le impide. Me refiero a la escolaridad-guardería, compañeros/amigos de juegos, relación con otros adultos no maltratadores. La relación normal y sana con el exterior podrá propiciar un mejor desarrollo emocional en el caso de que intrafamiliarmente se le impida. Si A consigue tener una relación con el mundo sana tendrá mas posibilidades de desarrollarse con normalidad, Si B o C no tienen esta relación el desarrollo que obtuvieron en sus primeros años sanos se verá afectado gravemente.

Pero, todavía no está el coctel completo en el desarrollo emocional y secuelas del maltrato; quedan las características intrínsecas. Ya hable de ello en la entrada que indique antes, hay ciertas características genéticas. Lo que llamamos vulgarmente como “persona nerviosa o tranquila”, “persona depresiva o alegre”, “introvertida o extrovertida”, “tenaz o dejada”, en resumen, las características de personalidad. Estas dependen en gran medida de todos esas sustancias químicas que bañan nuestro cerebro, y en general de todo el complejo mundo del funcionamiento cerebral que muchos ignoran e infravaloran. De tal modo, que volviendo a nuestro tema, la personalidad nata del niño se interrelacionara con las anteriores. De modo que es posible que A sufra también una mala relación con el mundo exterior pero su “personalidad intrínseca” con el tiempo les dará los mecanismos necesarios y herramientas psicológicas que se les negó para obtener un desarrollo “normal”. De la misma manera que B o C no conseguirán un desarrollo normal si sus características intrínsecas tienden a la depresión e incapacidad para afrontar situaciones difíciles. Se podría pensar que este factor es el determinante para el resultado final del coctel…si, es muy posible.

Una vez expuesto esto entenderéis que no habrá una víctima de maltrato igual a otra, entenderéis que unos manifiesten secuelas y otros no, entenderéis como unos consiguen superarlo y otros no, algunos lo vivirán de una manera más difícil que otros y no es válido entrar en comparaciones típicas de “yo lo pase peor” o “mi caso no es tan grave”. Cada caso es único.

viernes, 9 de abril de 2010

Me siento identificada:entrada de Ebe

A peticion de mi amiga Ebe publico esta entrada que me ha hecho llegar:


Querida amiga como no puedo publicar ésto en tu blog, porque lo considero demasiado largo para un comentario, lo escribo aquí, luego si quieres lo cuelgas tu en tu blog que es lo que espero de ti. Son dos párrafos que he extraido del último libro que he leido, que se llama "las cinco personas que encontrarás en el cielo", de Mitch Albom.

...Las manos que atendieron a Eddie en su infancia, pues, fueron duras, callosas y rojas de ira, y pasó sus años de niño golpeado y azotado. Aquel fue el segundo daño que le hicieron; el primero después del descuido. La violencia. Hasta tal punto que Eddie podía predecir por el sonido de los pasos que avanzaban por el pasillo la dureza de los golpes que iba a recibir.
Aun así, a pesar de todo, Eddie adoraba a su padre en secreto, porque los hijos adoran a sus padres aunque se porten mal con ellos. Es el modo en que aprenden a querer. Antes de que quiera a Dios o a una mujer, un chico quiere a su padre, de modo insensato, más allá de cualquier explicación...
Mitch Albom, Las Cinco Personas que Encontrarás en el Cielo, pag 129.

...Ruby se puso de pié y Eddie la imitó. No podía dejar de pensar en la muerte de su padre.
-Le odiaba- murmuró.
La anciana asintó con la cabeza.
-Fué un demonio conmigo cuando yo era niño. Y cuando me hice mayor fue peor.
Ruby avanzó hacia él.
-Edward- dijo suavemente. Era la primera vez que le llamaba por su nombre -Préstame atención. Contener el odio hace que éste se convierta en un veneno. Te corroe por dentro. Creemos que el odio es un arma que ataca a la persona que nos hace daño, pero el odio es una espada de doble filo. Y el daño que hacemos, nos lo hacemos a nosotros mismos.
"Perdona, edward. Perdona. ¿Te acuerdas de la ligereza que sentiste recién llegado al cielo?
Eddie se acordaba. "¿Dónde está mi dolor?"
-Eso se debe a que nadie nace con odio. Y cuando morimos, el alma se libera de él. Pero ahora, aquí, para poder seguir adelante, debes entender por qué sentiste lo que sentiste y por qué ya no necesitas sentirlo.
Le tocó la mano.
-Tienes que perdonar a tu padre...
Mitch Albom, Las Cinco Personas que Encontrarás en el Cielo, pag 168.

Sólo puedo decirte que saques tu propia conclusión al respecto de éstos dos textos, pues la mía es que odiar a mi madre no me va a llevar a ninguna otra parte que no sea la del sufrimiento interior, el daño ya está hecho y no puedo dar marcha atrás, pero si puedo mirar para adelante y tratar de disfrutar de la vida que gracias a Dios es maravillosa y ahora, por fín, he tenido la suerte de que me sonría, ya que tengo a mi lado a alguien que me ama y que me ha enseñado a amar y lo bello que es el amor y lo bella que es la vida y lo bello que es disfrutar de las cosas buenas que te da la vida.
Tan sólo me queda decir... a ver lo que me dura éste optimismo y ojalá sea para siempre.

jueves, 4 de marzo de 2010

¿Y que pasa con los niños? II parte

Ya os lo comente en la primera parte de esta entrada http://diariomaltratoinfantil.blogspot.com/2009/11/y-que-pasa-con-los-ninos.html la diferencia que hay en la ayuda a las víctimas de maltrato: a las mujeres se les ayuda, apoya, entiende y se les saca del infierno…a los niños NO ( y nos olvidemos de los hombres que tampoco).

Acaba de salir esta noticia que os dejo abajo: “Las maltratadas dispondrán de subsidios para poder alejarse de sus agresores‏”

Me parece perfecto y justo. ¿cuántas mujeres hay que al no disponer de independencia económica aguantan el infierno? Muchas, no lo dudo, muchas. Hay que ayudarlas a salir de ahí proporcionándoles una primera mano económica y proporcionándoles herramientas de educación y empleo para que se valgan por sí mismas.

Se perfectamente lo que se siente cuando eres maltratado severamente y dependes de tu maltratador. Y lo sé porque era una niña, una niña que en la adolescencia su única meta fue sacar unos estudios que le dieran un empleo lejos y que no salió del infierno por su propio pie hasta que se aseguro de que lo tenía todo atado para ser libre e independiente. Y como lo sufrí entiendo perfectamente a estas mujeres.

Pero vuelvo a lo de siempre…¿qué pasa con los niños? Nada.

Algunos diréis que Asuntos Sociales quita la custodia a los padres y los tutela el estado…¿sabéis cuando se da este caso? Únicamente cuando hay abandono o no se le proporciona los cuidados básicos de alimentación e higiene, y muchos de estos casos son a causa de la indigente situación de los propios padres a los que no se les ayuda a salir de esa situación. En muchos de estos casos en los que se le quita la custodia a los padres no se puede hablar de “maltrato” propiamente dicho, si no de una falta de medios. Ayuden a esos padres a dar alimento a sus hijos…no les quiten a sus hijos que aman y respetan.

El resto de niños que son maltratados: golpeados violentamente, abusados, acosados, insultados…continúan viviendo con sus maltratadores, dependiendo de ellos porque no pueden ir a otro lugar (son niños). Sin conocimiento de que pueden y deben pedir ayuda. Con todo un mundo a su alrededor que es testigo y al igual que ellos guardan silencio…de estos niños no se ocupa nadie…el único futuro que les espera es el que ellos solos puedan proporcionarse. Muchos de ellos se quedaran en el camino suicidándose (¿nunca os habéis preguntado por qué se puede suicidar un adolescente o niño?), otros en un intento desesperado por huir cometerán errores y acabaran prostituyéndose, traficando con droga o robando. Y otros aguantaran lo inaguantable hasta que puedan salir de ahí.

Llegan a mi muchas testimonios de gente adulta que fue maltratada, he leído muchos testimonios en otros blogs, algunas historias incluso me han producido escalofríos por las acciones que algunos tuvieron de hacer para salir de sus casas.. Esta es la realidad actual que no consta en ninguna estadística y ningún ministerio se ocupa de ello.

No quiero “limosnas” quiero que se saquen a los niños del infierno que viven en su casa!! . Quiero información en los colegios, quiero información en la calle para que las propias víctimas puedan hablar. A la cárcel los padres/madres que maltratan y abusan sexualmente de sus hijos, a la cárcel al igual que el resto de “personas” que cometen estos delitos. Y os recuerdo que siempre que nombro “maltrato” hablo de MALTRATO no de una par de bofetadas e insultos aislados, que es muy diferente…

Diferencia entre maltrato y agresión aislada:
Las mujeres que acrediten sufrir malos tratos por parte de sus parejas y carezcan de ingresos propios que les permitan independizarse de sus agresores podrán contar en breve con unos mínimos recursos económicos, equivalentes a la cuantía del subsidio de desempleo. El Ejecutivo aprobó en su reunión de ayer una orden por la que, en general, esa ayuda les será garantizada durante seis meses, pero se podrá prolongar hasta los dos años cuando de las afectadas dependan familiares, hijos menores o discapacitados.
Este programa de ayudas proviene de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género y está a cargo de la nueva dirección creada en Interior. Su objetivo es facilitar a las mujeres que se hallan en esa situación abordar su separación con la garantía de unos ingresos de subsistencia que permitan su inclusión social mientras obtienen un empleo o reciben la formación precisa para su entrada en el mercado de trabajo.
Las mujeres que deseen recibir estas ayudas económicas deberán estar empadronadas en la comunidad autónoma y no superar en ingresos mensuales el 75% del salario mínimo interprofesional (633 euros), así como presentar especiales dificultades para obtener un empleo, sea por razones de edad, falta de preparación o circunstancias sociales. Para la acreditación de los malos tratos no será imprescindible la existencia de una sentencia condenatoria del agresor, sino que valdrá con el informe del fiscal o la emisión de una orden de protección previa.
Nueva detención
La víspera de la aprobación por el Gobierno de esta nueva medida, un hombre de 36 años fue arrestado en Bilbao por golpear primero a su pareja sentimental y después a su hija, que trataba de evitar la agresión a su madre.
El ataque se produjo a las diez de la noche en el domicilio de la pareja, cuando el hombre llegó a casa alterado y comenzó a golpear las puertas y arrojar objetos al suelo. La mujer le recriminó su actitud y resultó golpeada por todo el cuerpo de forma violenta. La hija de ambos se interpuso entre ellos cuando vio que el agresor mantenía cogida por el cuello a la mujer, pero su padre la golpeó también a ella.
La patrulla de la Ertzaintza que acudió al domicilio detuvo al hombre, quien fue conducido a dependencias policiales acusado de sendos delitos de violencia doméstica y de género. La agredida y su hija fueron trasladadas a un centro hospitalario.
En los últimos nueve

viernes, 12 de febrero de 2010

Sobre derechos e igualdad: como se pone de manifiesto la estupidez humana

Hablan de derechos de la mujer, de derechos de la infancia; hablan de igualdad. Yo solo veo una guerra de sexos donde prima los intereses de cada bando.

¿Queréis hablar de igualdad? Hablemos.

Se creó un instituto de la mujer, por aquello de la igualdad dicen. ¿Y el instituto del hombre? ¿Porque no hay? ¿es que acaso el hombre no vive situaciones de desigualdad por su condición de hombre?

Este instituto de la mujer tiene una razón de ser bastante justificada: Las mujeres hemos vivido durante toda la historia una desvalorización e imposición de autoridad por parte de los hombres, únicamente por ser mujeres. Hasta ya entrado el siglo XX, no hace ni 100 años casi, se nos privó de acceso a los estudios y acceso a un trabajo ajeno al domestico. Se nos delego al cuidado de los hijos y se llegó al extremo de que la fuerza biológica con la que nacen los hombres se convirtió en una baza para tenernos "domesticadas" si en algún momento manifestábamos rebeldía a sus deseos.
A esto se le ha llamado y se le llama machismo. Las mujeres se levantaron y con un alarde de valentía y enfrentándose a sus "caudillos" alzaron la voz y pudimos acceder a los estudios, al trabajo y a una vida ajena a la domestica. Es esta tarea nos ayudaron algunos hombres que poseedores del verdadero significado de igualdad dieron la cara por nosotras. Se bien de lo que hablo, mi propia madre, la que por un lado destrozó la vida de sus hijos y allegados, esa misma mujer que protagoniza este blog como verdugo, en una juventud anterior a esa violencia fue una de esas mujeres que se enfrentaron a los hombres metiéndose en su terreno de política, estudios y trabajo. algo que siempre he valorado de ella pesé a todo lo demás. Queda claro que era necesario crear organismos públicos que velasen por la igualdad de las mujeres dado esa situación.

Pero, ¿qué pasa con los hombres?
En la sociedad actual estamos generando un grave problema. Por un lado queremos igualdad entre hombres y mujeres pero hipócritamente privamos a los hombres de un derecho que hasta la fecha hemos criticado que nos impusieran. Les privamos del derecho a criar a sus hijos. Me crie escuchando que los hombres no cumplían con las obligaciones como padres, escuche que abandonaban a sus mujeres e hijos, escuche que no eran capaces de criar a un niño porque no mostraban interés.
No lo discuto pero, la sociedad ha cambiado, cada vez son más y más los padres que SI quieren criar a sus hijos, han tomado conciencia. Cuando empezaron a haber divorcios y separaciones forzadas de sus hijos han visto lo que antes no podían por aquello de lo que le inculcaron en generaciones atrás.
Quieren ver crecer a sus niños, darles de comer, bañarlos, jugar, educarlos y ahora...ahora no se lo permitimos.
Por un lado les acusamos en general de que "no saben" y a no ser que ponga mucho interés en el asunto no les dejamos que se hagan cargo de ellos, todavía hoy los madres/padres no enseñan a sus hijos cuando son padres a ser padres: ser padre/madre no se nace, se aprende.
Y cuando la pareja se rompe y hay que separarse de pronto el padre se queda casi sin hijos Automáticamente se da la custodia a la madre porque se “entiende” es la mejor cuidadora. Y si el pobre padre se le ocurre pedir que sea compartida y resulta que con la madre de los niños no acabó del todo bien...el hombre sufrirá un calvario para el resto de la vida únicamente por querer estar con su hijos.
Sé muy bien de lo que hablo, a mi padre (como ya sabéis) se le impidió estar con nosotros, murió muy pronto pero viendo la trayectoria de los acontecimiento se que no hubiera podido estar con nosotros. Mirar a vuestro alrededor y contar cuantos hombres conocéis que no pueden estar con sus hijos en contra suya...yo ya llevo contados unos cuantos.
Por otro lado, al intentar defender a las víctimas de este inexplicable ejerció de violencia física y desvalorización del hombre frente a su mujer. A intentar proteger a todas aquellas mujeres que día tras día sufren un infierno a manos de sus maridos/parejas. A intentar darles la mano a las victimas otras supuestas víctimas han cogido todo ese arsenal de ayuda para acabar literalmente con sus ex. Y nos encontramos con que un porcentaje altito de hombres son encarcelados por delitos que no cometieron o, si tienen suerte, únicamente privados de sus hijos…con suerte.. ¿Esto es justo?

¿Existen las denuncias falsas? SI, rotundamente si y el que exista en el mismo porcentaje que en otros delitos me trae sin cuidado…no se pueden negar. Cuando mi madre denunció en falso a mi hermano y años posteriores salió la Ley Integral de Violencia de Genero donde no es necesario un parte médico…me eché las manos a la cabeza…”Dios Santo la que se va a liar!!” pensé.
Si una madre fue capaz de denunciar en falso a un hijo por motivos que aun en día no son muy claros (castigo tal vez) no quería ni pensar lo que podían hacer todas esas mujeres con ansias de venganza.

¿Qué si fue en falso la denuncia a mi hermano?. Bueno, años después se ingreso en psiquiatría y le dijo a los médicos que estaba muy mal porque su hija (yo) le pegaba en casa…yo SI SE que fue falso, es mas era al contario en ambos casos como ya sabéis. Y gracias a que soy mujer no activaron el protocolo de maltrato y no acabé en el calabozo…Si una madre, con trastorno o no, pudo hacer eso….la mujeres en general no?

¿Estas dos no son situaciones de desigualdad por el único cometido de ser hombres?, ¿no son graves? ¿No merecen un organismo especial que les ayude?

Y ahora los niños, ¿que pasa? Que la mujer esta superprotegida porque está en situación de desigualdad e incapacidad de hacer frente a la violencia del hombre y los niños no? Ya sabéis lo que opino al respecto, está en la entrada: http://diariomaltratoinfantil.blogspot.com/2009/11/y-que-pasa-con-los-ninos.html no pienso repetirme nuevamente puesto que no es discutible.

Acerca del empleo, entiendo que hasta hace 20 años, incluso 10 si me apuráis necesitásemos ayuda para acceder al empleo pero ya no. Soy mujer y me indigna profundamente encontrarme con el “Instituto de empleo y de la mujer” cada vez que voy a hacer algún curso para progresar en mi trabajo…¿que tiene que ver la mujer con el Instituto de empleo?, es de empleo y ya está!.
Y si se quiere hablar de que es necesario para que la mujer termine de integrarse en el mundo laboral os diré “vale, y que pasa con los minusválidos”. Si, ese porcentaje de población que se prejuzga son incapaces de afrontar un puesto por su minusvalía.
Las empresas comenzaron a contratar minusválidos por las miles de subvenciones que les daba el estado, cosa que veo muy muy mal porque al puesto tiene que entrar el que este más capacitado, no porque la ley imponga un cupo mínimo. Así los minusválidos, sin quererlo, estamos robando puestos a otros que estén más capacitados para ese puesto (no confundir nuca minusválido con incapacitado). Soy minusválida, he sufrido el que me vetaran las puertas por prejuicios infundamentados. Me han llegado a contratar únicamente por algo de enchufe y mucho de subvención y veo que hay un “Instituto de empleo y de la mujer”….¿por qué?

Toda esta reflexión podría ampliarla a cualquier campo (inmigración, derecho a una vivienda, educación, etc).

¿Igualdad? Para quien, unos obtienen igualdad a costa de robarles derechos a los otros. Se habla de igualdad cuando se quiere decir privilegios.

Y ahora hablemos un poco de los niños, esos que muchos levantan la mano diciendo “protejamos la infancia” “que ningún niño pase hambre!”. Todos, absolutamente todos los organismos se mueven por intereses, ya sean económicos o personales.

Me estoy hartando de decir que en España he llamado a varias asociaciones de defensa a la infancia y la única que me han recibido (más bien buscado-encontrado) son SOS Papá y Amnistía Infantil, ambas encauzadas en la patria potestad y custodia. Si, las únicas que me escuchan son las que necesitan velar por el bien de sus hijos y quieren evitar que les pase lo mismo a futuros padres. Algo que valoro y forma parte de mi cruzada en memoria de mi padre y desde aquí les mando un abrazo y les doy las gracias por su dedicación.

Pero mi gran preocupación es velar por esos niños que están siendo golpeados brutalmente y desentendidos en casa, esos niños que sus padres pegan e insultan, abusan sexualmente, abandonan sus cuidados de alimentación y educación. Esos niños son los que en un futuro sufrirán grandes secuelas que podrán llevarlos a la muerte, ya sea muerte real o muerte en vida que es casi lo mismo.

A esas asociaciones que pedí colaboración mutua e incluso ayuda por mi situación y no he obtenido respuesta: “tranquilos que os tengo anotados y me ocupare de que se sepa la NO ayuda que dais cuando un niño os pide ayuda que fue lo que hice en repetidas ocasiones”. Y no, no hablo a la ligera, son ya 2 años mandando emails sin contestación y son muchas las asociaciones en hispano América que si me han respondido para poder afirmarlo.

Soy aun bastante jovencita, poco tiempo metida en la realidad de la sociedad y ya me asombra la estupidez humana y su falsedad. Vuelvo a mis inicios de desconfianza y cautela ante todo lo que se publica. Vuelvo a mi desconfianza sobre lo que me cuentan pues nunca sabes que intereses puede haber detrás.

Ya no me fio de las denuncias por violencia de género (puede haber interés de la mujer por dañar), no me fio de las acusaciones de denuncias falsas (pues se pueden estar usando al estar en auge para defenderse de una acusación real), ya no me fio de las denuncias de hijos a padres (por usarse para chantajear), de padres a hijos (por mi experiencia propia), denuncias de abusos sexuales (pueden ser falsas) tampoco del uso del Síndrome de alineación Parental que defiendo real (puesto que se esta empezando a usar para crear incertidumbre ante la denuncia de abusos sexuales a niños cuando hay divorcio por medio). No, ya no podemos confiar en nadie. Nunca, NUNCA tomeis algo como real sin tener datos exactos.

martes, 9 de febrero de 2010

El tirano de la casa

El tirano de la casa
Jose Manuel Aguilar Cuenca. Psicologo Clínico

http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/626598/tirano/la/casa.html

En nuestra sociedad se está produciendo una lucha feroz y silenciosa que, cada vez con mayor frecuencia, salta a los medios de comunicación, llenando horas de tertulia de los ciudadanos. Esa lucha la protagonizan dos entidades, lejanas pero participantes en todo, desde consejerías, a subcomisiones, asociaciones de vecinos o nuestras propias familias. Por un lado la realidad, entendida como aquello que designa la naturaleza absoluta del mundo, tal como es. En el otro frente, la representación, que correspondería al resultado por el cual la percepción presenta un objeto a la conciencia.

Esta guerra encarnizada entre lo que es y lo que yo creo o deseo que sea una cuestión se muestra de forma cotidiana, generando víctimas y verdugos en muchas más situaciones de las que uno es capaz de imaginar. Cuando hace un año una madre del pueblo jiennense de Pozo Alcón fue condenada por darle un bofetón a su hijo, la realidad se nos hizo presente, aplastada por la representación que las instituciones -judiciales, políticas, educativas, etc.- hicieron de ella. Muchos fueron los comentarios sobre aquel tema e, igualmente, muchos nos expresamos sobre el hecho.

Ahora, la realidad, tozuda, inmisericorde, que muchos creyeron se había ausentado, tal vez mudada a otro lugar de playas más serenas, ha vuelto. Esa es su naturaleza, hacerse presente, tal vez un siglo después, tal vez sólo un año, como ha sido en este caso. Esa madre, desautorizada ante su hijo, ha reclamado que sea la Administración Pública la que se haga cargo de su educación. La madre ha declarado que el niño utiliza la sentencia para amenazar y chantajear a los padres. Esta madre se ve sobrepasada por una realidad, sintiéndose indefensa ante el comportamiento "delictivo" del menor. Por intentar enfrentar la realidad, sufrió las consecuencias que la representación había dictado para esos casos, es decir, una condena de 45 días de prisión y 12 meses de alejamiento del menor.

En alguna que otra ocasión he comentado que la violencia es la máxima expresión del fracaso de la educación, sea la forma que ésta adopte. Pero también lo es la falta de recursos para afrontar situaciones que requieren de algo más que un título, sea este académico o el que la naturaleza te da por un hecho biológico. Ser madre no implica saber ser madre, del mismo modo que, desde tiempo inmemorial, el hábito no hace al monje. Sin embargo, estoy absolutamente seguro de que ella lo ha intentado. Otro asunto son las trabas que, por aquello de la representación, hoy en día se imponen a tan ardua tarea.

En no pocas ocasiones se confunde castigar con corregir. Corregir es un recurso -uno más- de la educación, y así corregimos nuestra postura y la de los niños a la hora de sentarnos a la mesa, la manera en cómo se dirigen a un anciano o su mala expresión oral. Una vez hecho esto llegamos al espinoso tema de imponer. El ser humano es libre, lo que implica que en ocasiones decida abusar de su derecho, en detrimento del prójimo. En ese caso la corrección debe aumentar un grado, llegando al castigo.

Castigar es imponer -¡palabra maldita para la representación!- una pena a quien ha cometido un delito o falta. Es el final del camino y, por tanto, parte de él. Si como adultos cometemos una falta o transgredimos una norma seremos castigados. Multas, sanciones, presiones sociales y familiares o privación de libertad son algunas de las modalidades de castigo. Los que nos dedicamos a la conducta humana conocemos desde hace décadas su valor. Podemos quitar algo que es agradable o imponer algo desagradable al sujeto pero, sea como sea, el fin último es un aprendizaje.

Es por todos conocido que aquellos sujetos que no se han visto limitados en su conducta, hayan sido corregidos, hayan sido castigados por sus actos, serán adultos fracasados. Del mismo modo, sabemos que existe una edad, un punto de no retorno que, una vez superada, la posibilidad de educar la frustración, el respeto al derecho de los otros o valores como es esfuerzo o la igualdad entre sexos se hace casi imposible.

Y es entonces cuando la representación, investida de no se sabe qué legitimidad, presenta un borrador con un decreto en el que los menores de seis años que se porten mal en los centros educativos de Andalucía no podrán ser castigados por sus profesores, aquellos que son responsables de ellos durante buena parte de su infancia. No es de extrañar que la realidad le vaya entonces y le diga que sea ella la que se encargue del tirano que una vez fue su hijo.

jueves, 4 de febrero de 2010

La madre indultada por el “bofetón” ahora pide ayuda…

Volvemos al caso de la madre de pozoalcon:
http://www.elpais.com/articulo/andalucia/madre/condenada/pegar/hijo/pide/internen/elpepuespand/20100131elpand_3/Tes

La madre condenada por pegar a su hijo pide que lo internen

Los padres del chico de Jaén dicen que no pueden corregir su conducta

David decía el pasado viernes que no había ido al colegio porque le dolía la cabeza, pero no era cierto. Ha sido expulsado 15 días por indisciplina y hacer caso omiso a los profesores. Sus padres conocieron la noticia sin alarmarse en exceso. Es la tercera vez que le ocurre algo parecido en lo que va de curso.

Mucho mayor es el calvario que sufren con él en el ámbito familiar. Desde que la madre fue condenada, y luego indultada, a 67 días de cárcel y un año y 67 días de alejamiento del menor por darle una bofetada para reprenderle porque no hacía los deberes, María del Saliente se ha declarado impotente para corregir a su hijo, al que ve crecido desde la famosa sentencia que hace un año dio la vuelta a España.

"No hace los deberes, no nos hace caso, se va de la casa cuando quiere y, encima, me amenaza con que iré a la cárcel si le vuelvo a pegar", decía, apesadumbrada, esta mujer de Pozo Alcón (Jaén). Ella y su marido admiten que se rinden y han pedido a los servicios sociales de la Junta de Andalucía que se lleve a su hijo de 13 años a un centro de internamiento donde puedan cambiar su conducta.

David siempre ha sido un chico conflictivo, con escaso apego a los estudios y con no pocos problemas para comunicarse con sus padres, ambos sordomudos. Una tarde, María del Saliente perdió los nervios y le dio un cachete a su hijo, con tan mala fortuna que éste se golpeó en el lavabo y sangró por la nariz. Al día siguiente, en el colegio advirtieron las secuelas de la herida y se activó un protocolo que desembocó en la condena a la madre.

Más allá de la pena de prisión (que no cumpliría por carecer de antecedentes), sus paisanos de Pozo Alcón se movilizaron para evitar que la madre se separara de su hijo durante más de un año, una decisión que, al igual que la fiscalía, se consideró a todas luces desproporcionada.

Cuatro meses después el Gobierno central concedió el indulto y madre e hijo aparecieron en todas las cadenas de televisión fundidos en un abrazo. Parecía que se acabaría la pesadilla, pero no fue así. Ahora se ha sabido que el menor, consciente de que su madre no puede tocarle si no quiere acabar en la cárcel (ahora sí tiene antecedentes), se volvió si cabe más rebelde.

"Se ríe de nosotros cuando le regañamos, si no lo dejamos salir empieza a dar golpes a la puerta y alguna vez me ha pegado", describe la madre entre sollozos, y preocupada porque la conducta de David repercuta también en su hijo menor. Así las cosas, María del Saliente y su marido, José Domingo Moreno, pidieron ayuda a los servicios sociales del municipio y esta misma semana han firmado una solicitud en la que encomiendan el futuro de David a la Junta de Andalucía.

"Desde hace tiempo venimos trabajando con esta familia, algo que se reforzó tras la polémica sentencia con un trabajador social y un psicólogo", apunta Felisa Marín, concejala de Asuntos Sociales de Pozo Alcón, que admite que su Ayuntamiento "poco más puede hacer".

La pelota está ahora en el tejado de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, y no parece que la solución esté muy clara. "No hay por qué hacerse cargo de la custodia del menor, hay otras figuras jurídicas para dar respuesta a la angustia de esta familia", señala la consejera Micaela Navarro. Ese resquicio legal puede ser la guarda del chico por parte de la Junta y su internamiento en un centro.

Tanto la Asociación Pro-Derechos del Niño, Prodeni, como el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, creen que la Administración debería haber abordado desde un principio el trastorno de conducta que parece sufrir el menor. "Este caso se planteó mal desde sus comienzos, ya que tanto la Justicia como los Servicios Sociales se quedaron en el suceso de la bofetada, pero se olvidaron del niño". En Jaén, se creó hace años la asociación Ampanitco de padres con hijos tienen este tipo de trastornos, pero el grupo casi se ha extinguido por la falta de ayudas públicas.

Hasta la fiscalía de menores de Jaén ha criticado duramente la pésima atención que reciben estas familias, según el diario Ideal. "Ante la falta de una respuesta concreta, los padres dicen que no van a dejar entrar a su hijo en casa. Cuando esto ocurre no existe más alternativa que el ingreso del menor en un centro de protección, pero nos estamos encontrando con que en la mayoría de los casos dicta resolución por no existir situación de riesgo o desprotección y lo entregan de nuevo a sus progenitores", se expone en un informe de la fiscal Pilar Alcaraz, que demanda la creación de centros y recursos específicos para este tipo de menores que tienen graves problemas de conducta.

---------------------------------- OPINION ------------------------------------

Sigo recordando mi no aprobación y mi indignación porque donde ha habido una agresión física se habla de “bofetada” y os dejo el enlace donde ya trate este caso y puse la publicación del periódico:
http://diariomaltratoinfantil.blogspot.com/2009/07/un-caso-indignante-indultada-una-mujer.html
Lamento mucho esta noticia porque refleja lo que ya sabemos, que al intentar proteger a las víctimas vulnerables, otros se aprovechan para amenazar con denunciar: hijos a padres, mujer a hombre. Y lamento mucho la escasa ayuda ante este problema que muchos padres sufren.

Sigo sin conocer si fue una agresión aislada o no (personalmente lo dudo) pero se le juzgo y acusó por maltrato porque hubo una agresión física con daños y cumplía con todos los requisitos que por cierto nunca publicaron (¿no interesaba conocerlos?). Sí, que el niño es insufrible e intratable pero…¡¡NO SE LE PEGA A NADIE!!

Ahora piden ayuda porque no pueden con el chico…eso es lo que tenían que haber hecho desde el principio!! Pero claro, como ahora no le pueden “dar bofetones” porque los tiene cogió por los huevos “Ay, que no puedo con el niño”.

Mirar, lo siento, pero una cosa es un bofetón (tortazo en la cara o culete) y otra es una agresión (coger del cuello y del tortazo golpearte en el lavabo) y esto es lo que ¡¡NO QUEREIS VER!!

¡¡QUE NO SE AGREDE A NADIE!!

¡¡QUE SI EL CHICO ES INSUFRIBLE HAY QUE PREGUNTARSE PORQUE Y PEDIR AYUDA PARA CAMBIAR SU CONDUCTA!! (como ahora han hecho)

¡¡Y SI VUESTRA NEFASTA EDUCACION –Y LA DE LA SOCIEDAD COMPLETA- DAN COMO RESULTADO A UN NIÑO INSUFRIBLE SE PIDE AYUDA, NO SE DAN “TORTAZOS” PORQUE ESO NO ARREGLA EL PROBLEMA!!

¡¡QUE SI NO SOIS CAPACES DE EDUCAR A UN NIÑO PUES NO TENGAIS HIJOS!!

¡¡A MAS DE UNO LE QUITARIA YO EL CARNET DE PADRE!!
Y quiero matizar como se manipula la información:
Os hago una comparativa de lo que se publicó en el pasado y como se publica ahora:

Antes: “Según las sentencias, estaba acreditado que la madre "cometió un acto de agresión contra su hijo al cogerlo del cuello para levantarlo del suelo y darle un tortazo en la cabeza", y se cumplían "todos los requisitos del maltrato, aun cuando hubiese sido la única agresión cometida", ya que el niño se golpeó la cabeza contra el lavabo y sangró por la nariz.”

Ahora: “Una tarde, María del Saliente perdió los nervios y le dio un cachete a su hijo, con tan mala fortuna que éste se golpeó en el lavabo y sangró por la nariz.”

Por cierto, la frase de “mala fortuna”…que mala suerte si…¿alguna vez os habéis golpeado contra el lavabo cuando os han dado un “cachete”? ¿habéis sangrado por ese golpe? ¿Fue mala suerte?...
Donde ahora hay un “cachete” antes hubo un “agarro del cuello” y “tortazo”

Y esto lo quería dejar para el final: El niño amenaza con denunciar a los padres y asi obtiene lo que desea, algo que ya advertí pasa actualmente. No lo dudo en absoluto, el niño ve que se le protege y demostrando la misma maldad que los maltratadores usa esa "fuerza" para dañar y obtener sus deseos.
En este caso y otros similes la sociedad e Instituciones públicas apoyan a estos padres y creen que existen acusaciones falsas... en la violencia machista no…que cosas…

martes, 2 de febrero de 2010

Cuando estuvimos muertos

Mi colega Joan en esta lucha denunciando los abusos y maltrato en la infancia cuyo blog centra la atención en el abuso sexual ha publicado un testimonio que me ha estremecido. El abuso sexual es el único tipo de maltrato que no sufrí pero el sentimiento de miedo, impotencia y culpabilidad es común en todos los maltratos severos de violencia y abuso sexual. Os dejo el enlace:

http://forogam.blogspot.com/2010/02/testimonio-de-lorena-2-parte.html

Pero lo que me trae aquí hoy es el comentario que ha dejado “Sentimientos” en esa entrada. Ha señalado “estuve buscando entre mis escritos removiendo entre la basura y encontré algo que me ha dejado el estómago revuelto estaba muerta sin darme cuenta”…Cuando decidí escribir este blog contando mi historia, transcribiendo parte de mis diarios y escritos también removí mis cuadernos, libretas y archivos de Word. Para contaros mi historia removí entre la “basura” y encontré mierda, montones de mierda y la mierda acabo salpicándome…

Leí escritos que tenia olvidados, recuerdos, pensamientos y sentimientos que tenia olvidados y sabéis…YO TAMBIEN ESTUVE MUERTA, el comentario de “Sentimientos” y el titulo de la publicación de Joan que encontrareis en su blog ha expresado perfectamente lo que pensé al leer y recordar aquellas cosas.

La mayoría de esta mierda no está aquí publicada, alguna la llegue a publicar pero cuando alguien allegado a mi me encontró bajo este seudónimo (como ya sabéis) tuve que suprimirlos públicamente. Es algo tan duro y doloroso y cuenta tanto sobre ese miedo, terror y perdida de mi misma y mi identidad que padecí en la infancia y años posteriores que el que lo conozca aquellos con los que comparto mi vida desquebrajaría mi alma…Mi alma ya se desquebrajo al volver a leerlos ("¿Como pudo mi propia madre hacerme todo aquello, todo ese daño?, pensé ") y al comenzar a salir para afuera todas mis secuelas una vez salí de la casa de mi madre (como ya os conté en la anterior entrada)…acabo de sanar mis heridas y estoy dando tiempo para asegurar su cicatrización. Algún día compartiré esos escritos y podréis ver las verdaderas secuelas del maltrato infantil, podréis ver como estuvimos muertos…

p.d: y todavía, ya adultos, continuamos con nuestra lucha interna por perdonar o no a estas “personas”…

lunes, 18 de enero de 2010

¿Qué tiene de difícil decir Adiós?: la dificultad de romper los lazos con el maltratador paterno

Con 15 años me juré a mi misma que haría todo lo posible para irme muy lejos de mi casa, decidí no dejar los estudios únicamente por este cometido.
Con 22 años los estudios no me iban bien del todo y acepte la obligación que me impuso mi familia de Formación Profesional pues era el camino más rápido para irme lejos, abandone mi vocación únicamente por una profesión que detesto solo para irme lo más pronto posible y de manera que no tuviera que volver nunca más.
Los últimos 3 años de convivencia con mi madre jure que me alejaría de ella todo lo posible, jure que cuando me fuese nunca más me haría daño.
Con 25 años conseguí mi cometido pero mi ansiada libertad no me seria concedida por los continuos problemas que ella provocaba para que acudiésemos. Poco tiempo después de librarme del infierno de mi casa comenzaron a salir al exterior aquellas secuelas que se habían estado forjando poco a poco y que mi lucha por alejarme las mantuvo latentes dentro de mí, de alguna manera una vez que salí de alli estas secuelas se manifestaron dificultando mi día a día en mi nueva vida.

Entendí que para poder sanar mis heridas del pasado y así superar esas secuelas tenía que distanciarme de lo que las hacia sangrar…

Ambas cosas: la imposibilidad de mantener una relación normal con mi madre y la necesidad de recomponerme a mi misma me obligaron a tomar la decisión de romper todo contacto con mi madre.

Decisión nada fácil, la situación de mi madre me da mucha lástima. No debe ser muy grato que tus hijos no quieran saber nada de ti. He intentado ser su hija en la distancia pero no lo pone nada fácil. Cuando salí de allí estuve incluso dispuesta a aguantar la situación únicamente para que ella estuviera mejor pero cuando mis secuelas salieron y vi las consecuencias que tendría no sanarlas tuve que tomar la decisión más difícil que un hijo puede tomar.

Y así, suspendí las visitas quedándose en 2 en 6 meses, suspendí las llamadas quedándose en 2 o 3 mensuales, suspendí la navidad con ella: Comencé a DECIR ADIOS

Con este distanciamiento me di tiempo para cerrar y cicatrizar mis secuelas con bastante éxito. He conseguido recomponerme a mi misma y estoy enrutando mis decisiones para regresar a la vida que siempre quise y de la que me apartaron. Pero ahora aparece mi sentimiento de culpabilidad con mi madre y la idea de volver mantener una relación cuanto menos cordial con ella va y viene continuamente. Mi parte racional me dice que no lo haga, que ya lo he intentado y lo único que conseguí fue meterme en un peligroso pozo. Mi parte emocional me dice que debo de perdonar todo lo que ha hecho y permitirle tener un mínimo de relación…

Y porque os estoy contando todo esto…porque no es fácil decir adiós y sé que muchos de vosotros estáis o habéis estado en mi misma situación.

Como veis las obligaciones morales con la familia son más que evidentes y fuertes. Lo que la sociedad nos enseña sobre la familia tiene un alto impacto sobre los que hemos sido maltratados por algún familiar puesto que nos imposibilita romper la relación.

Siempre defendí que la familia no es aquella con la que tienes lazos de sangre sino lazos afectivos, sin embargo la sociedad nos obliga a que aquellos con los que tenemos lazos de sangre sea nuestra familia independientemente de cómo nos traten.

¿Por qué hemos de sentirnos culpables de no querer saber nada de la persona que convirtió nuestra vida en una pesadilla diaria? ¿Por qué sentirnos culpables de querer empezar una nueva vida? ¿Por qué?

¿QUÉ TIENE DE DIFICIL DECIR ADIOS?

Unas palabras a mi "madre".

"...y entonces comprenderás porque quiero estar lejos de ti..." Cancion cuya letra siempre ha reflejado aquello que, aunque ya se lo he dicho a ella, continua sin admitirlo. Ahora sé que nunca lo hará...ya no me importa. Hice este video para poner imagen a este sentimiento interno, cuando aún no habia podido decirselo en persona, y aproveche para usarlo de deununcia al maltrato infantil y sus consecuencias. Se que es algo triste pero es necesario sacarlo afuera, esta es mi manera de hacerlo. Espero que os guste. NOTA: Pulsa 2 veces sobre el video para ampliarlo, te manadará a Youtube acuerdate de darle a la pausa en el que esta en el blog o los oiras por dos sitios distintos...es obvio pero por si acaso