jueves, 5 de agosto de 2010

ADIOS MADRE: la entrada que nunca quise escribir

Nota: Lo que voy a decir aquí se convierte en lo que inevitablemente debía de hacer. He luchado todo lo posible para no escribir este final en esta historia y solo quien me conoce sabe que así lo hice. Pero esto es lo que siempre debí decirle, el inevitable final de todo esto. Ahora me toca vivir a mí, 30 años después, elijo vivir feliz y se como hacerlo… este adiós a ELLA se convierte en necesario:

Lo hiciste, confíe en que no lo hicieras, o almenos no tan pronto, y lo has hecho: has roto aquella Paz que tanto trabajo me costo construir entre nosotras, has terminado rompiendo ese efímero hilo que guarde para ti.

Ya hace años escribí que “estoy cansada de estar cansada” hablaba de ti, cansada de intentar ser tu hija, cansada de ayudarte a superar tus demonios, cansada de darte ese afecto que nunca recibí de tu parte (almenos intenté dártelo) pero sobretodo, cansada de sufrir estando a tu lado.

Cuando me aleje de ti lo seguí intentando a pesar de que no obtenía reciprocidad en ello. …Me he cansado muchas veces más en el intento pero conseguía mantener ese pequeño hilo sujeto, cosas de la paciencia ya ves y parte de lastima en ello también. Pero me hice una promesa a mi misma, me jure que “la próxima vez que rompieses el hilo se acabó”…y lo has roto…

Esa Paz que no hace mas de tres meses grite que había conseguido http://diariomaltratoinfantil.blogspot.com/2010/05/carta-abierta-mi-madre.html se ha esfumado demasiado pronto y te la has cargado en la primera oportunidad que te había concedido para tener algo mas que la visita relámpago desde que conseguí recomponerme, en la primera oportunidad para hacer lo que las familias normales hacen. Te había concedido las únicas mini vacaciones que iba a tener en este verano, cinco días, solo cinco días que han vuelto a ser insufribles contigo.

Quitando a un lado tus anómalos comportamientos que hay que echarle paciencia, quitando a un lado que volviste a despreciar a quién te acompaña y que tus pensamientos paranoicos volvieron en solo 3 días, quitando a un lado que eres incapaz de estar con nadie con un mínimo de armonía y educación, lo que peor has hecho ha sido verter sobre mi esos insultos, acusaciones y desprecios de siempre...eso es lo que mejor se te da pero ya estoy muy cansada y no tengo porque recibirlos. ¿Sabes? ya no me quedan vasos donde se puedan verter la ultima gota y a aquel hilo le quedaba la ultima hebra para quebrarse…

¡Se acabo madre! Ya no te quedan más oportunidades, no quiero dártelas, te di mas de las que merecías y ya hace mucho tiempo que no tengo porque dártelas. Te quedas sola, ya no quiero seguir intentando “jugar a las casitas” contigo (esta es la expresión que uso refiriéndome a intentar ser una familia o algo símil).

Y esto es lo único que importa ahora, lo único que me importa ahora, por primera vez: LO QUE YO QUIERO, sin remordimientos, sin culpabilidad y sin ninguna lastima.

Si, me rompí un poquito al igual que ese hilo, si volví a llorar y sentir que había salido una grieta en mi fortaleza pero me he recompuesto...siempre lo hago…

Ya son demasiadas lágrimas por ti, intentando ser para ti lo que no quieres que sea, intentando que seas para mi lo que te niegas a ser. Ya no quiero mas lagrimas, ni mas sufrimiento por ti ¡¡¿lo entiendes?!!...duele demasiado…

Nada te debo y no tengo nada pendiente contigo (siempre fui muy precavida contigo), tienes economía y bienes mas que suficientes para saber que podrás estar atendida siempre así que ADIOS MADRE, ELIJO VIVIR SIN TI. ME TOCA PENSAR EN MI.

La letra de aquella canción siempre te ha ido como anillo al dedo. Con ella me ahorro unos cuantos insultos pues tengo algo más de educación que tu:

Devuélveme otra vez mis pesadillas,
las quiero para mí.
Ya no hay por qué sufrir,
no espero nada de ti.
Solo acordarme de los dos,
la imagen de tu habitación.
Permíteme dudar de tus criterios
a la hora de querer.
Y déjame decirte que hay más tierra
de la que ves.
Como atreverte a sonreír,
como aceptar lo elemental.
Y tú sabrás qué hacer, y qué decir y a quién.
Y cuando has de callar. Y ya verás que también
encontraras a alguien, alguien parecido a ti
y entonces comprenderás
porqué quiero estar lejos de ti
y porqué me cuesta dormir.
¿Qué más puedo decir
para que empieces a reaccionar?
Desaparecer de tu vida
para así hacerte entender que
tu casa tiene poca luz.
Sensación de malestar. ..

Hace ya tiempo que hice un video con la letra de esta canción:



Que gran verdad aquello de que el tiempo pone a cada uno en su lugar…con este adiós termino de ponerte en tu sitio.

p.d: ¡¡la “PERRA” eres tu HIJA DE PUTA!!...huy, lo siento, me falta educación como bien dices…¡¡a lo mejor es que se te olvido dármela!!…pero te equivocas, si que la tengo y no por ti, con este insulto te devuelvo todo lo que me has enseñado…

¡¡ADIOS MADRE!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento mucho que hayas tenido que pasar por esta experiencia.

Yo también viví una situación parecida con mi propia madre después de haber creado, con mucho esfuerzo y sacrificio por mi parte, una nueva relación basada en la confianza, la esperanza y el perdón. Ella me traicionó una vez más y el dolor que sentí me desgarró el corazón. La rabia y el rencor asomaron como lava que me abrasaba por dentro y por fuera.

Pero gracias a Dios todo pasa, y en la calma pude entender que mi madre era como era, y que mi decepción era fruto de un ideal que yo mismo había fabricado. Ahí empezó mi camino hacia la aceptación.

Creo que en eso consiste la verdadera liberación, la verdadera paz. Aceptar que nuestra madre es como es, que no tenemos el poder de cambiar a los demás, que lo único que tenemos a nuestro alcance es la capacidad de asumir la realidad que nos ha tocado vivir y dejar de luchar contra ella. Solo entonces podremos recoger los dulces frutos de nuestras amargas experiencias.

Creo que tu despedida hacia tu madre es lo mejor que puedes hacer en este momento. Date tiempo para que cicatricen esas heridas reabiertas. Y con el tiempo, quizás, ya no quieras cambiar lo que tu madre ha sido, es o será.

...Porque con el tiempo, quizás, lo único que te importe es lo que TÚ ERES. Y lo que tú realmente eres, Mar, ni tu madre ni nadie lo puede cambiar jamás.

Un beso.

Pedro Alonso.

Mar Lauder dijo...

Efectivamente, aceptar lo que ella es o no es. Ahi radica la tragedia, que ya lo había aceptado hace tiempo. Acepte que nunca se iba a comportar como una madre, acepté que nunca podríamos tener una relación madre/hija, acepté lo que había vivido con ella como algo que me había hecho crecer a pasos agigantados y lo dejé atrás para vivir en Paz con ella y con mi pasado. Y al aceptarlo puede continuar manteniéndola dentro de mi vida, aceptando que ella nunca iba a ser mi madre. Simplemente me conformaba con una relación de persona a persona, pero ha demostrado que ni siquiera es capaz de ello.
El que sea incapaz de tratarme, al menos, como una persona le anula por si misma toda relación entre nosotras.
Paradójicamente, ahora ella actúa como si yo fuera la que le he dañado, le vuelve a dar la vuelta a la tortilla. En unos días le dejare en mano una carta de “adiós”, sutilmente voy a decirle los motivos de mi marcha definitiva pero mucho me temo que ni siquiera será capaz de ver con esa carta que es ELLA la que daña a los demás..
Como tú has dicho, Pedro, y como menciono en la entrada; lo único que ahora importa es LO QUE YO QUIERO, eso es lo único importante ahora.
Porque los que hemos sufrido esto desde que nacimos nos merecemos ser “un poco egoístas” y pensar en nosotros mismos, pensar en ser felices y si estas “personas” nos lo impiden permitirnos DECIR ADIÓS, sin culpa, sin remordimientos, sin mirar atrás. En realidad no es algo que elegimos nosotros…es el tiempo.
Creo que 30 años son mas que suficientes..

ebe dijo...

querida mar con ésta nueva situación en tu vida has hecho lo que tal vez un día tendré que hacer yo con la mía y con mi madre, te admiro por tu valentía, porque yo no me creo capaz de dar un paso como ese.

ShadowSilk dijo...

Muchísimas gracias por tus escritos, la verdad me siento identificada al 100 por 100 y ver tus escritos me da fuerza, no entiendo porqué pero me da fuerza para seguir adelante y creer que algún día me alejaré del infierno...Alejarse no será la solución, pero es lo que más necesito ahora.
Lo feo es que con mi padre también tengo problemas...^^"
Pero muchísimas gracias por mostrarnos tus entradas y ver que pudiste salir adelante, pese al dolor, saliste adelante, a veces uno no quiere ver el dolor y uno piensa que todo se calmará o cambiará...Yo perdí la esperanza, pero espero que hayas encontrado la paz definitivamente.
Un saludo.

Pd= Tengo 16 años y los 16 fueron llenos de maltratos n.n

Unas palabras a mi "madre".

"...y entonces comprenderás porque quiero estar lejos de ti..." Cancion cuya letra siempre ha reflejado aquello que, aunque ya se lo he dicho a ella, continua sin admitirlo. Ahora sé que nunca lo hará...ya no me importa. Hice este video para poner imagen a este sentimiento interno, cuando aún no habia podido decirselo en persona, y aproveche para usarlo de deununcia al maltrato infantil y sus consecuencias. Se que es algo triste pero es necesario sacarlo afuera, esta es mi manera de hacerlo. Espero que os guste. NOTA: Pulsa 2 veces sobre el video para ampliarlo, te manadará a Youtube acuerdate de darle a la pausa en el que esta en el blog o los oiras por dos sitios distintos...es obvio pero por si acaso